lunes. 27.06.2022

La carta que se escribió en una calle de Zamora y recorrió 200 kilómetros para llegar... a otra calle de Zamora

Las misivas que se envían desde la capital zamorana con destino a la provincia se remiten al centro de distribución de Valladolid, donde se clasifican por destinos y se reparten al día siguiente
Carta con el franqueo de Valladolid
Carta con el franqueo de Valladolid

Un niña zamorana que escribió una carta para concienciar sobre el cambio climático es la protagonista involuntaria de esta historia. Su mensaje para salvar el Planeta lo escribió en Zamora, en la calle Rúa de los Francos, e iba destinado a los residentes del Pasaje de Olmedo, también en la capital, pero su misiva recorrió cerca de 200 kilómetros antes de llegar a su destino.

La misiva no se perdió. Siguió el camino de todas las cartas que se depositan en cualquier oficina de Correos o buzón de la capital. Pero a la vecina del Pasaje del Olmedo que recibió el mensaje ¿Quién salvará el Planeta?, firmado por una niña que adornó su carta con dibujos, le extrañó que la dirección de la remitente se ubicara en la calle Rúa de los Francos mientras que el franqueo llevaba el sello de Valladolid.

Dibujo que adornada la carta
Dibujo que adorna la carta

La curiosidad le llevó a buscar una explicación y Correos se la dio. Todas las cartas que se depositan diariamente en los buzones y oficinas de Zamora "viajan" hasta Valladolid, donde se clasifican por destinos.

La centralización de Correos en la zona Noroeste, con dos centros, uno en Oviedo y otro en Valladolid, provoca que las cartas que se envían desde Zamora con destino Zamora pasen por la capital pucelana, lo que se traduce en un recorrido cercano a los 200 kilómetros.

Las "culpables" del viaje de ida y vuelta son dos máquinas, una que se encarga de distribuir todo el correo que les llega de la provincia zamorana, y otra que lee las direcciones donde deben ser enviadas. El rodeo, según Correos, no resta eficacia al servicio ni tampoco provoca retrasos, puesto que el reparto se realiza al día siguiente.

Poco podía imaginar esta pequeña "Greta Thunberg" zamorana, preocupada por el rumbo del Planeta y el cambio climático, que su mensaje daría un rodeo de casi 200 kilómetros para llegar a unos vecinos de los que la separaban apenas 1,3 kilómetros.

La carta que se escribió en una calle de Zamora y recorrió 200 kilómetros para...
Comentarios