jueves 26/5/22

Sacar adelante una pequeña o mediana empresa es una tarea titánica en la que muchos empresarios, emprendedores y trabajadores se dejan la piel por el proyecto. Por eso, aprovechar todas las ayudas que puedan beneficiar a la empresa y favorecer su desarrollo y crecimiento deben ser tenidas en cuenta por las pymes. 

 

Existen diferentes programas de ayudas a los que las pymes pueden tener acceso si reúnen los requisitos que se establecen en las bases. Vamos a ver algunos de los programas de ayudas más exitosos y que pueden ayudar a impulsar tu negocio hacia el futuro. 

 

Neotec 2022 

El programa Neotec 2022 (más información en el link anterior) es un programa de ayudas que implementa el Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial cada año. Este tipo de ayudas tienen como objetivo financiar proyectos de pequeñas y medianas empresas que buscan implementar mejoras en el ámbito tecnológico o en el desarrollo de conocimientos basados en la investigación. 

 

Consiste en una línea de subvenciones que pueden ser de gran ayuda para financiar diferentes gastos del proyecto en cuestión. Incluye el coste de equipos tecnológicos, los gastos de personal, las colaboraciones externas y todo tipo de costes de suministros, licencias comerciales, materiales e incluso alquileres que sean necesarios para el desarrollo del proyecto. 

 

El Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial analizará el proyecto presentado en profundidad y determinará si es elegible o no para recibir una subvención. Para ello analizan la viabilidad del modelo de negocio y el mercado potencial que tiene la empresa. Además, se valora la capacidad que tiene la propia empresa para financiar hasta el 30 % del proyecto. 

 

Líneas ENISA 2022 

Las líneas Enisa (más información en el link anterior) están diseñadas para ayudar a startups tecnológicas que empiezan sus proyectos de negocio y que necesitan financiación para llevarlos a cabo. Ocurre de manera habitual que el capital con el que cuentan los socios fundadores no es suficiente y se necesitan fuentes de financiación externas, siendo las líneas ENISA una de las más habituales. 

 

Estas líneas son perfectas para jóvenes emprendedores cuyas startups se encuentran en fases iniciales. Pueden recibir una cantidad máxima de 75 000 euros. Hay otras líneas Enisa que conceden préstamos de mayor cuantía, con cantidades máximas de 300 000 euros y de 1,5 millones de euros en el caso de las más grandes dentro de la Línea Enisa Crecimiento. 

 

La ventaja de solicitar las ayudas ENISA es que no exigen a las empresas que aporten ningún tipo de garantía o aval personal para recibirlas. Por tanto, en caso de que el proyecto finalice y la sociedad se cierre, los socios no tendrían que responder con su patrimonio personal para devolver el préstamo, algo que no ocurre si se recurre a financiación bancaria convencional. 

 

En resumen, existen diferentes tipos de ayudas a las que las startups y emprendedores pueden recurrir para potenciar el crecimiento de su negocio y para darle el impulso que necesita y alcanzar las metas que sus socios fundadores tienen en su proyecto inicial de empresa. 

Ayudas para pymes: ¿qué opciones hay en 2022?
Comentarios