martes. 16.08.2022

El futuro de la viticultura de Zamora y Portugal ante el cambio climático: mejor utilización del agua y plantar en terrenos menos cálidos

El XVI Encuentro Duero/Douro, Patrimonio Común, que se clausura hoy en la UNED, aborda los problemas que plantea el calentamiento global en España y el país vecino

Aunque el presidente de la Diputación de Zamora, Francisco Requejo, excusó su ausencia por enfermedad, en el encuentro se anunció un gran acto de promoción de los caldos zamoranos, con la mirada puesta en el Palacio de Cristal de Madrid

El futuro de la viticultura en la provincia pasa por racionalizar el agua y cambiar el sistema de cultivo en algunas zonas, unas propuestas que se están debatiendo en el XVI Encuentro Duero/Douro, Patrimonio Común, que se clausura hoy en la UNED sin la presencia del presidente de la Diputación de Zamora, Francisco Requejo, que disculpó su ausencia por enfermedad.

Juan Andrés Blanco, director Cátedra de Población, Vinculación y Desarrollo, fue el encargado de atender a los medios de comunicación y de centrar las estrategias de futuro del sector ante una cambio climático que es "una realidad incuestionable" que afecta claramente al Sur de Europa y, por tanto, a España y Portugal.

Las cada vez más prolongadas sequías obligarán a los viticultores a utilizar el agua de forma "más racional", con sistemas de riego novedosos que permiten aportar el agua necesaria, "pero no más", asegura Blanco. Otra de las propuestas para enfrentarse a este calentamiento global del Planeta es "utilizar productos que permitan al viñedo subsistir ante la reducción de las precipitaciones", principalmente en los territorios del sur de España y Portugal".

En Zamora, con la DO de Toro como referente, el futuro pasa también por cambiar la propia forma de cultivar. "Para mejorar el rendimiento se ha cambiado la forma de plantación, ahora en espaldera, con más altura, que consume más agua, frente a los cultivos tradicionales en vaso", explica Juan Andrés Blanco. Por tanto, el futuro del sector, según los expertos que han participado en este encuentro, camina por "una viticultura racional, que produzca menos, pero de forma más sostenible", en palabras de Blanco.

En el caso de Zamora, otro de los planteamientos es extender el cultivo de la vid a zonas más frescas, como en la Sierra de la Culebra, ahora arrasada por un incendio que ha calcinado casi 31.000 hectáreas, que ya suma cuatro bodegas. "La tendencia será buscar terrenos altos, con más precipitaciones y con temperaturas más bajas", señala el exdirector de la UNED, que precisa que, por el momento, "no hay un riesgo significativo que ponga en peligro el viñedo en la provincia", un peligro que se concentra más en el sur de España.

Blanco también fue el encargado de leer la intervención del presidente de la Diputación, bajo el lema "El impulso necesario de los vinos de Zamora", en la que Requejo iba anunciar la implicación de la institución provincial en una gran promoción exterior de los caldos zamoranos a través de las Casas de Zamora en España. El gran acto de promoción sería en el Palacio de Cristal de Madrid, con un certamen complementado con otros productos zamoranos, con profesionales del sector como invitados, y sacar una publicación digital de todos los vinos que produce la provincia. 

La UNED también propone un gran congreso científico apoyado en el marco del Duero/Douro, Patrimonio Común, que contaría también con el apoyo de la Diputación, según Juan Andrés Blanco.

El futuro de la viticultura de Zamora y Portugal ante el cambio climático: mejor...
Comentarios