lunes. 22.04.2024
Manuel y Charo, los impulsores de la marca "Miel Sayaguesa"
Manuel y Charo, los impulsores de la marca "Abeja sayaguesa"

La historia de Manuel y Charo Hernández es la historia de la pasión por las abejas. Empezaron con apenas una decena de colmenas en 2017 como una mera afición y que a día de hoy se ha convertido en su segundo empleo al que se entregan y del que hablan con una dedicación encomiable. Funcionarios de profesión y naturales de Zamora y Salamanca, han asentado sus colmenas en el idílico paraje al borde del embalse de Almendra, concretamente en el término municipal de Roelos de Sayago.

Entre cursos y talleres de formación surgió una amistad forjada por un interés común y que les llevó a emprender el camino hacia la creación de su marca, gracias al descubrimiento de Sayago y su potencial apícola.

“Sayago es buena zona por la calidad, si bien no aporta los mismos kilos que puede dar Sanabria, por ejemplo. Es todo cuestión de floración”, señala Manuel. “La cuestión es saber vender la miel y sus derivados para poder sacarle el adecuado rendimiento”.

Pese a recibir importantes pedidos procedentes de Barcelona o Zaragoza, Manuel asegura que sus pedidos se venden básicamente “por el boca a boca”: “Con decirte que hace 15 días recibí un pedido que era un regalo para mi prima”. La mayoría de pedidos así se concentran en la zona de Zamora y Salamanca, especialmente vía online que concentra casi la mitad de las ventas, si bien también disponen de puntos físicos en las tiendas de Ballesteros, en la panadería El Viso, así como en carnicerías u tiendas especializadas en productos locales.

Algunos de los productos de la marca "Miel Sayaguesa"
Algunos de los productos de la marca "Abeja Sayaguesa"

Con más de 2.000 hectáreas de terreno en monte y 350 colmenas, la marca “Abeja sayaguesa” ha llegado a producir hasta 800 kilogramos de producción limitada con la miel de bosque como el principal reclamo, si bien también dispone de miel de multifloral (encina, escoba zarzamora cantueso y zarzamora a las que se añaden matices de regaliz, pasas y balsámico), polen natural -que obliga a retirarla de manera diaria para mantener su frescura- y productos derivados como almendras garrapiñadas y múltiples packs de regalo para todo tipo de eventos.

Pese a su dedicación, Manuel reconoce que se trata de un sector complicado, ya que realmente no existe un porcentaje muy significativo de profesionales dedicados exclusivamente a las colmenas: “Yo por ejemplo tengo un pueblo y esto surge por pura devoción, esto es un complemento pero que exige un amor por este mundo para mantenerte en el negocio”.

“Sayago aporta miel de calidad pero en menor cantidad”