jueves 28/10/21

Pago Los Bichos, la firma de la provincia de Zamora que produce el "Ferrari" de los aceites de oliva

La empresa de Fermoselle tiene un stand en la Feria Ecocultura que se se celebra este fin de semana en IFEZA
Javier de Jesús en el stand de Ecocultura
Javier de Jesús en el stand de Ecocultura

Acumula premios fuera de nuestras fronteras pero la materia prima es de Fermoselle. La empresa Pago Los Bichos, cuyo nombre rememora el mote de la familia que comenzó a potenciar el olivo follaco, produce en el municipio sayagués el "Ferrari" de los aceites de oliva.

No en vano, el oro líquido que sale de los olivos fermosellanos se incluye en la guía de los mejores del mundo. Le avalan, además, premios en Japón, Reino Unido o Italia. 

Dos son las referencias de la casa fundada en 2011 por Caridad Robles y Honorio Barrueco: el aceite de oliva Virgen Extra 399, elaborada con aceitunas recogidas en verde y de un olor intenso, y Arribanzos, más  suave y afrutada al olfato y al gusto. 

Francisco Javier de Jesús, productor ecológico de Fermoselle y al frente del stand de IFEZA que Pago Los Bichos tiene en la Feria Ecocultura, recomienda la primera para las tostadas, y la otra, exclusivamente para ensaladas.

Pago Los Bichos nació en 2011, aunque sufrió un parón de 3 años, un periodo de transición para pasar de cultivar los olivos en tradicional al método ecológico.

Aunque la empresa ya producía aceite en 2016, el año 2019 fue la fecha en la que se lanzó al mercado y, desde entonces, no deja de acumular premios fuera de España, desde  Reino Unido a Japón pasando por Italia, aunque la mayor parte de los compradores de este oro líquido son zamoranos.

En realidad, los orígenes del negocio se remontan "a nuestro antepasado Mariano". Él tenía una pequeña explotación de olivos plantados en bancales ladera abajo en pleno monte en “El Rincón de las Cabañas” en los Arribes del Duero, entre el río Tormes y río Duero y que compaginaba con su negocio de pastoreo de cabras, se recoge en la web de la firma.

Asegura Javier de Jesús que la provincia es el principal mercado para este aceite de oliva de calidad, por delante de Madrid. Fuera de nuestras fronteras Francia, Alemania, Corea y Japón son los países que más aprecian el producto que se elabora exclusivamente con aceitunas de Fermoselle, la hermosa villa de Sayago dónde Pago Los Bichos tiene plantados 2.000 olivos, algunos con 200 años de antigüedad.

Estos olivares están regulados por el Consejo de Agricultura Ecológica De Castilla Y León (CAECyL) , en los que se reglamenta una agricultura 100% ecológica que permite elaborar un AOVE natural y sano; y al mismo tiempo, permite practicar una agricultura respetuosa con el medio ambiente.

La Feria Ecocultura, que se clausura mañana por la tarde, es una buena excusa para saborear y oler este aceite de oliva de la tierra. Recomendable la 399, cuyo nombre lleva impreso el número de cota de uno de los olivares más viejos. Su olor intenso y la edición limitada a 1.000 botellas la convierten en un producto de "lujo". "Sí, es más cara, pero es como comparar un 600 y un Ferrari", zanja Francisco Javier de Jesús, tras vender unas botellas a una visitante peruana residente en Zamora, amante del sabor del aceite de oliva de Fermoselle.

Comentarios