miércoles. 08.02.2023

La nueva masculinidad vs la masculinidad frágil: cómo afectan los patrones de masculinidad a la hora de ligar

El 78% de las mujeres heterosexuales confirman que a sus parejas les cuesta mostrar sus sentimientos

El 56% de las mujeres confirman que han experimentado el negging en alguna ocasión a la hora de ligar con un hombre

La mayoría de las mujeres reconoce que sus parejas cambian de actitud cuando están rodeados de sus amigos

Hombres
Hombres

La tierna foto entre Nadal y Federer llorando y cogidos de la mano, la nueva moda de los crop tops en hombres o el nombramiento de Héctor Bellerín como hombre del año son momentos icónicos que están dando paso a la nueva masculinidad, un nuevo modelo más positivo de masculinidad que pretende enterrar el término de la masculinidad frágil y toda la toxicidad que ello conlleva.

La masculinidad frágil se apoya, en términos generales, en que los hombres que muestran sus sentimientos son más débiles: no pueden llorar, no pueden tener gestos de cariño hacia una mujer o hacia un amigo… Cuantos menos sentimientos muestran, más hombres son. Esto ha desarrollado fenómenos como el negging, una técnica para ligar que, con el disfraz de un halago, deja la autoestima de la otra persona por el suelo: “prefiero las chicas delgadas pero contigo estoy súper a gusto”  o “no me suelen gustar las mujeres así de altas pero tú eres mona”. El último estudio de la app de citas Adopte (anteriormente llamada Adopta un Tío), desvela cómo influyen estos patrones de masculinidad a la hora de ligar y dentro de las relaciones.

¿Los hombres muestran sus sentimientos?

Casi la mitad de las encuestadas (47%), confirmaron que los hombres heterosexuales de su entorno sí muestran sus sentimientos pero solo en entornos muy íntimos, mientras que un 37% reconocieron que apenas veían a los hombres más cercanos a ellas mostrar sentimientos de ningún tipo.

Esto deja entrever ese miedo o presión por parte de los hombres heterosexuales para mantener siempre el tipo y no dejar ver su “lado débil”.

¿Cómo ligan los hombres regidos por patrones tóxicos?

A la hora de ligar sucede lo mismo: el 41% de las encuestadas reconocieron que los hombres de su círculo a la hora de ligar con mujeres se comportan con una masculinidad forzada que realmente no les representa; seguidamente, un 32% reconoció que los han visto hacerse los duros un ratito pero luego cambian de rol, mientras que tan solo un 26% reconoce que se muestran tal y como son.

El negging a la hora de ligar

Como consecuencia de estos patrones de masculinidad frágil, a la hora de ligar los hombres con mujeres, se puede cruzar la línea de, ya no solo no mostrar los sentimientos, si no de ofender a la otra persona; en esto consiste el negging, una ofensa a la autoestima de la mujer disfrazada de piropo.

El 56% de las mujeres confirmaron que alguna vez han experimentado alguna situación similar con comentarios del tipo “las prefiero delgadas pero tú también me gustas.”

A pesar de que los hombres heterosexuales siguen perpetrando estos patrones de conducta, las mujeres van un paso más adelante y, de acuerdo al estudio, la mayoría de las encuestadas, el 66%, “pasan” de actitudes chulescas y de “machitos”; no lo consideran una actitud atractiva.

Cómo afecta la masculinidad frágil dentro de una relación

La gran mayoría de las mujeres encuestadas, afirmaron que a sus parejas (hombres) les cuesta expresar mucho sus emociones, no lo hacen con tanta facilidad como lo hacen ellas. Tan solo un 22% reconoció que su pareja no tiene problema a la hora de expresar lo que siente.

Las razones reveladas por el estudio y por las cuales esto sucede, en términos general son 3: la pareja en la mayoría de los casos no sabe cómo expresarse (51%), también ocurre que el hombre de la relación no tiene esa necesidad de contarlo a su pareja (37%) y un pequeño porcentaje reconoce que le hace sentirse débil (12%).

Amigos vs novias

El estudio revela cómo las mujeres notan que sus parejas cambian de acuerdo a con quién se relacionan. La mayoría reconoce que no se comportan de la misma manera con ellas que con sus amigos.

El 45% de las encuestadas afirman que notan algún cambio en su actitud cuando está con sus colegas en lugar de con ellas; el 23% confirma que en sus relaciones, se trata de una auténtica transformación mientras que el 32% aseguran que su pareja siempre es él mismo, 100%, independientemente de si están sus amigos delante o no.

Lejos de que estas actitudes y patrones de conducta puedan utilizarse para conquistar a una mujer o puedan beneficiar a una relación ya establecida, sucede todo lo contrario: casi el 90% de las encuestadas fueron rotundas con este tema:  la idea de masculinidad frágil basada en fuerza e insensibilidad del hombre es totalmente tóxica

La nueva masculinidad vs la masculinidad frágil: cómo afectan los patrones de...
Comentarios