lunes 18/10/21

Los misterios del Monasterio Moreruela: un "graffiti" en la época del císter y la aparición de una momia

El presentador Nacho Rodríguez en el monasterio de Moreruela
El presentador Nacho Rodríguez en el monasterio de Moreruela. Foto cyltv

El Monasterio de Santa María de Moreruela, asentado en el término de Granja de Moreruela, protagonizó anoche el programa de la 7 de Televisión de Castilla y León "Palacios y castillos con misterio", un espacio que trata de descubrir al espectador los rincones más enigmáticos de la comunidad.

El monasterio cisterciense esconde entre sus ruinas mitos y leyendas que brotan a cada paso y en cada piedra. Como asegura el presentador del programa, Nacho Rodríguez. la abadía de Granja de Moreruela "no deja indiferente a nadie".

De hecho, el espacio televisivo destapa que el cenobio ha sido escenario de "rituales" al ser considerado un "centro de concentración de poder", tal como indicaba una de las investigadoras que participó en el programa.

Desde su creación, todo invita a pensar que el monasterio del siglo XII es "mágico". Cuenta la leyenda que el majestuoso edificio fue fundado por San Atilano y San Froilán, obispos de Zamora y León, tras una visión del prelado leonés hacia el año 900. Ambos frailes vivían en el Monasterio de Tábara y Dios avisó al leonés de la llegada de Almanzor, canciller del Califato de Córdoba, a estas tierras y le pidió salvar la imagen de la Virgen de Santa María, que se custodiaba en el cenobio tabarés.

Al parecer, también le solicitó fundar una nueva iglesia allí donde viera un león al lado de un árbol y guardar en una oquedad la imagen mariana.

Relata la periodista María Eugenia Escaja que los frailes se pusieron en camino, recorrieron varios pueblos difundiendo la palabra divina, siempre acompañados con la imagen de la Virgen de Santa María. hasta que llegaron a lo que hoy es término de Granja de Moreruela y encontraron el árbol.

Pero, sin duda, uno de los misterios que no han logrado descifrar los expertos es del "graffiti" que se "estampó" en la parte exterior del absidiolo. La periodista María Eugenia Escaja explicó en el programa dirigido por José Berodas, que se trata de "un plano, un esbozo del que no sabemos nada".

Reconoce la periodista que "no se sabe si es un perfil del monasterio que hicieron los canteros o un plano de un edificio adyacente que no se llegó a construir o que no llegamos a conocer", aunque su tamaño y ubicación da pistas de su importancia. "Es uno de los grandes misterios del monasterio", asegura María Eugenia Escaja, que anima a los turistas "a disfrutarlo".

No es la única historia fascinante que guardan las piedras del cenobio. Cuenta la periodista que la leyenda habla de un pasadizo que conecta la abadía con la Casa del Císter, en Granja de Moreruela, y que incluso llega a Benavente. Más datos y menos especulaciones hay sobre el descubrimiento de una momia del siglo XII en un túnel del monasterio, allá por el año 1.844.

Vista del monasterio de Santa María de Moreruela. Foto cyltv

Tras las investigaciones, se descubrió que los restos hallados pertenecían a la esposa de Alonso Fernández, caballero portugués muy ligado a la abadía, a la que hizo múltiples donaciones.

Escaja señala que la momia se conserva en los fondos del Museo de Zamora, aunque no está expuesta al público.

Más actual es el caso del pescador que en mayo de 1974 tuvo una visión: se le apareció un ser blanco, que fue ahuyentado por los perros antes de que ambos se pudieran comunicar. Ahí acabó la magia.

Sin embargo, las ruinas de Santa María de Moreruela nunca perderán ese halo de misterio que han hecho de la historia de la abadía toda una leyenda a la que sucumbió hasta el hermano de Napoleón, José I Bonaparte, que a través de un real decreto "doblegó" al monasterio bajo ocupación francesa.

Comentarios