domingo. 03.03.2024
Cora tattoo studio (3)
Cora tattoo studio (3)

Un nuevo estudio de tatuajes desembarca en Zamora, "Cora tattoo studio". Un lugar con un espacio innovador para que todos se sientan cómodos. Como en casa. Así será el negocio que se instalará en la ciudad y que espera abrir sus puertas el próximo mes de octubre. Una nueva andadura que llega para "darle vida a la calle del Riego, que fue la vía más comercial de Zamora, y ahora todos los locales están cerrados, especialmente por jubilación y la falta de relevo. Quiero darle una imagen nueva y una vida más juvenil", tal y como ha explicado la emprendedora, Cora Luis Fernández.

Un estudio de tatuaje que será también un lugar de ocio. Con intimidad para los clientes, donde puedan relajarse hasta que llegue su turno. Un negocio que llega "por superación propia". Que va cogiendo color y que aún le cuesta creerlo, así lo ha definido Fernández. Un sueño que ha llegado muy rápido o "porque cuando vienes de abajo, este tipo de experiencias te dan vértigo y no quieres ni pensarlo". De esta manera lleva sintiéndose estos últimos meses, con ilusión y ganas, pero también con miedo.

Un proyecto creado con el amor y el cariño de los suyos. Que trabajan día y noche para que todo esté a punto. Ideas, consejos, mano de obra... todos ellos colaboran para que este negocio sea una realidad. "Al final todo lo que soy, la persona en la que me estoy convirtiendo, lo hemos creado juntos, no tenemos miedo porque pase lo que pase, sé que habré disfrutado del proceso. Y cuando miré hacia atrás podré decir, qeu todo esto lo viví. Lo creé y lo logré. Y con eso me quedo", ha aseverado Fernández.

Cora tattoo studio (1)
Cora tattoo studio (1)

Además, con un estilo que en la ciudad "no está muy asentado" como es el blackwork, un estilo de tatuaje en el que solo se trabaja con tinta negra. Se caracteriza por el uso de altos contrastes, sin sombras ni tonos grises. Las líneas son muy precisas y se aplican degradados con texturas, puntos o tramas.

Una idea de inversión que llegó por el amor a la familia y especialmente su sobrino. Siempre quiso marcharse a Madrid y abrir un estudio allí, sin embargo, "aquí he creado mi cartera de clientes y sopesé hasta qué punto es rentable empezar en otro sitio de cero. Tengo muy buena clientela y me va bien. La gente siempre me ha respondido estupendamente y estoy feliz aquí, entonces, para qué voy a huir", ha remarcado. Además, siente especial satisfacción en "intentar dar vida" a su ciudad porque Zamora le encanta. De hecho, estos días son muchas las personas que se han acercado hasta el local para preguntar, "les ves la cara de emoción solo por la apertura de un negocio, eso me da años de vida".

Los tiempos cambian. Antes era raro, extraño y diferente el que se tatuaba, ahora todo lo contrario, "hay más gente tatuada que sin tatuar. De hecho, no conozco a casi nadie que no tenga un tatuaje. Es verdad que está en auge, es una realidad y yo creo que cada vez va a ir a más porque se le está dando normalidad". Aún así, los estigmas continúan, pero no como antes. "Todavía sigues escuchando comentarios, especialmente de la gente mayor", ha aclarado Fernández.

Cora tattoo studio (2)
Cora tattoo studio (2)

Ahora han comenzado las obras, pero su idea es tener el local abierto al público en octubre. Sin embargo, ha lamentado que "no haya ayudas para jóvenes emprendedores, lo que me parece increíble y tampoco te ponen facilidades, todo lo contrario. Me hubiera gustado por parte del ayuntamiento más información y apoyo... ha sido ir a ciegas". Aún así, a nivel personal está "muy contenta con este proyecto, pero te desilusionan mucho los trámites. Ha habido días que he dicho, no lo abro porque te dan ganas de abandonar, ves que pasan los días y no tienes nada. De hecho, pediría al consistorio a que entre todos ayudemos a la ciudad para que esto vaya para arriba y eche una manos a los emprendedores, especialmente a los jóvenes. Los empresarios de la calle Riego sí me han ayudado, por ejemplo, la propietaria del local me ha bajado el alquiler durante los primeros meses y me ha puesto las facilidades que no me ha puesto nadie".

La historia de una nueva andadura que llega por casualidad porque nunca decidió dedicarse a ello. Compró una máquina con su mejor amigo "y allí empezó la tontería. No fue un propósito futuro", pero las mejores ideas, siempre arrancan de las casualidades.

Un “lavado” de cara a la calle del Riego: así es el innovador estudio de tatuajes que...