lunes. 15.04.2024
Valerie Anta al frente de su nuevo negocio de cafetería-repostería 'De los Alpes al Duero: Atelier Bistrot'
Valerie Anta al frente de su nuevo negocio de cafetería-repostería 'De los Alpes al Duero: Atelier Bistrot'

Un viaje de lo más dulce del entramado de Los Alpes franceses hasta aterrizar en Zamora. El aire romántico entre montañas, lagos y globos aerostáticos impregna ahora los croissants, tartas, pasteles, tortas y pizzas que elaboran Valerie Anta y Alexandre Huon en pleno corazón de la ciudad. Francesa de nacimiento pero alcañizana por parte de padre, su historia y la de su familia es la del regreso a los orígenes y apuesta por una ciudad que le surte de todos los ingredientes necesarios. 

Con el savoir faire, ese saber hacer o destreza con el que este matrimonio supo levantar dos panaderías-pastelerías capaces de mover a su clientela más fiel a 60 kilómetros a la redonda, esta familia ha puesto un punto y seguido a su vida. Y lo ha hecho con un nuevo proyecto que fortalece el pulso económico de la ciudad. De los Alpes al Duero: Atelier Bistrot es el resultado de dos años de búsqueda y de numerosos sondeos a la hora de valorar un cambio de aires. 

La 'Perla del Duero' fue la ciudad elegida por esta familia de cinco frente a otras opciones aparentemente más atractivas como México, Canadá o, ya en España, Canarias y Asturias. "Aterrizamos aquí por mi padre es zamorano y a mi marido le empezó a gustar la tranquilidad de la ciudad y su calidad de vida". Una calidad que también le permitió descubrir con el paso del tiempo algo tan básico para un repostero como es el sentido del olfato tras una vida con la nariz taponada por las alergias. 

Y el proyecto para crear una pastelería tradicional francesa comenzó a tomar forma. Atrás quedaban sus dos primeras apuestas empresariales en un pueblo de apenas 1.600 habitantes en Saint-Victor-de-Cessieu y más tarde en Annecy, cerca de Ginebra. "La gente nos decía que cómo habíamos cogido el testigo de un local que no había funcionado nunca". Un reto que se transformó en pedidos realizados desde grandes urbes como Grenoble que obligaban a los clientes a recorrer distancias similares a entre Zamora y Salamanca sólo para degustar sus creaciones. 

Valerie Anta al frente de su nuevo negocio de cafetería-repostería 'De los Alpes al Duero: Atelier Bistrot'
Valerie Anta al frente de su nuevo negocio de cafetería-repostería 'De los Alpes al Duero: Atelier Bistrot'

Ahora, la repostería guía la vida de este matrimonio que cambió completamente su trayectoria profesional. "En un momento dado, como sucede en Francia y en muchos países europeos, decidimos cambiar de ruta profesional. Él hizo una formación y yo le seguí y resultó todo un descubrimiento". Así fue como una filóloga y profesora de español y un empresario cambiaron las jornadas de ocho horas por los maratones y madrugones entre masas, hornos y atención al público. 

Un ritmo frenético con el dulce como compañía y que ahora amoldan al "fino paladar de los zamoranos". Como si hubieran venido en globo aerostático -cuyo dibujo corona su tarjeta de presentación en recuerdo a la estampa típica en los alrededores del lago Annecy-, su llegada traslada la esencia de Los Alpes a escasos pasos de la plaza de La Marina

En sus estanterías diariamente aguardan productos que bien podrían transportarnos al mismísimo París como los croissants o las tortas, pero que han sabido declinar introduciendo crema y almendras fileteadas. La demanda es tan alta que ya han pensado en rebautizarlas "al estilo zamorano". 

Una apuesta firme por una ciudad que Valeria dejó atrás hace 30 años y a la que ahora regresa doblemente enamorada. "Aquí lo tenéis todo aunque la gente diga que no hay nada. Hay buenas materias primas y un potencial enorme". 

Valerie Anta al frente de su nuevo negocio de cafetería-repostería 'De los Alpes al Duero: Atelier Bistrot'
Valerie Anta al frente de su nuevo negocio de cafetería-repostería 'De los Alpes al Duero: Atelier Bistrot'

El dulce sabor de Los Alpes que devuelve a una zamorana a su tierra