miércoles. 06.07.2022

Joaquín Gaytán, "activista" de la ortopedia y de la ecología en Zamora como uno de los fundadores de Occelum Durii

Este técnico ortopédico, nacido en Salamanca, se jubila 26 años después de regentar un negocio que fue pionero en elaborar prótesis en el taller que compartía espacio con el local situado en la calle de la Amargura
Joaquín Gaytán
Joaquín Gaytán

Joaquín Gaytán nació en la vecina Salamanca pero es un zamorano más desde que en el año 1989 llegó a la ciudad natal de su mujer para instalarse como técnico ortopédico.

Cinco décadas después, la trapa de aquella tienda, parada obligatoria en la calle Amargura para aquellos clientes que precisaban algún tipo de prótesis, se ha cerrado para siempre. "Me podría haber retirado antes pero lo he alargado porque me siento activo", asegura. El pasado mes de enero decidió no posponerlo más y pasar a convertirse en un jubilado más.

Más que la pandemia, en su decisión han pesado los momentos complicados por los que atraviesa el comercio ante la competencia feroz de Internet que hunde los negocios en provincias cada vez más despobladas, como es el caso de Zamora.

Gaytán llegó a una Zamora más "viva", con casi todo por hacer y con ganas de cambio. Hombre sosegado y culto, fue también un "adelantado" a los tiempos que corrían y junto con otros zamoranos fundó Occellum Durii, la asociación ecologista que ya hablaba de reciclaje, de cambio climático y de proteger al lobo. "Pero no éramos tan radicales, teníamos otra visión y éramos conscientes de que había que indemnizar al ganadero", se explica.

Cartel de jubilación que colgaba de la tienda de Ortopedia, cerrada desde enero
Cartel de jubilación que colgaba de la tienda de Ortopedia, cerrada desde enero

Su aterrizaje en Zamora tuvo que ver con el traslado de su mujer, zamorana de nacimiento y profesora de profesión, al Instituto La Vaguada. Aquí se encontró con una familia política relacionada con la Medicina que le acabó llevando a la Ortopedia. Tras varios cursos de formación, viajes y su título de Técnico Ortopédico por la Universidad Complutense de Madrid se instaló en la misma ciudad que le ha visto jubilarse, tras 26 años de dedicarse en cuerpo y alma a clientes que ya son amigos.

"Me siento muy agradecido por haber conocido a tanta gente que me ha demostrado mucho cariño, que venía a la tienda a comprar cuando estaban de vacaciones porque se sentían zamoranos y querían dejar aquí el dinero", subraya Gaytán, que destaca, sobre todo, la relación con los clientes de los pueblos que entraban en la tienda en busca de todo tipo de prótesis que se creaban a medida en el taller que compartía espacio con el negocio.

La Ortopedia Gayfer fue la primera en hacer plantillas y corsés, los productos más demandados, junto con las prótesis de piernas para amputados. A pesar de la dureza de algunos pedidos por la historia personal que escondían detrás, Joaquín Gaytán solo tiene buenos recuerdos de aquellos años en los que había espacio para la risa cuando algún cliente le pedía "cojines anticaries" en lugar de antiescamas.

Como autónomo, con muchas horas en la tienda y pocas vacaciones, este salmantino de corazón zamorano echa el cierre convencido de que el comercio tiene "poco futuro" víctima de los sucesivos gobiernos, de las subidas de impuestos, de la falta de unión del sector y de la escasa capacidad de presión que tienen los emprendedores.

De su etapa en la asociación ecologista, de 1989 a 1996, recuerda que se apuntaba a todas las causas que creía que merecía la pena luchar, aunque "no teníamos un duro". Apunta que no eran tan radicales y rechaza ese ecologismo que se ha transformado en "religión". "¿Prohibir los toros o la caza?. No, sería una aberración", clama, y agrega que hay que "poner limitaciones, nada más". 

Ahora, comienza una nueva etapa en la que reconoce que echará de menos "echar un parlao con los clientes", aunque a cambio le permitirá disfrutar de tiempo para observar, con tranquilidad, la naturaleza por la que tanto ha luchado.

Joaquín Gaytán, "activista" de la ortopedia y de la ecología en Zamora como uno de los...
Comentarios