miércoles. 17.08.2022

Agustín Blanco, el guardia civil zamorano que vela por los turistas españoles en el Tour de Francia

El agente de San Pedro de Ceque regresa este año a París en el marco de un acuerdo de intercambio con la gendarmería francesa, que en 2021 también le llevó hasta la villa costera de Biscarrose, en los Landes, donde la mayoría de veraneantes son hispanoparlantes
Agustín Blanco, en la Comandancia de Zamora
Agustín Blanco, en la Comandancia de Zamora

Agustín Blanco es guardia civil desde el año 2001. Es natural de San Pedro Ceque pero, como hijo de emigrantes, nació y pasó parte de su adolescencia en Francia, en la pequeña villa de Tenay, al sudeste del país, en la región de Auvernia-Ródano-Alpes. A los 17 años regresó junto con su hermano a su tierra y decidió estudiar para formar parte de la Benemérita, primero en la patrulla de Seguridad Ciudadana, con destino en Manganeses de la Lampreana, y ahora en la Central Operativa de Servicios (COS) de Zamora.

El conocimiento del idioma francés le ha llevado a traspasar la frontera para servir de apoyo a los gendarmes galos. Desde el año pasado, Agustín Blanco es un guardia civil de "intercambio" que refuerza los efectivos de sus colegas franceses tanto en el Tour de Francia como en las zonas costeras, donde veranean muchos turistas hispanohablantes.

Y este año repite. Mientras los aficionados zamoranos al ciclismo encienden la televisión para vibrar con los corredores que participan en la vuelta ciclista gala, un agente también zamorano trabaja desde la Central Operativa de Servicios para que la carrera se desarrolle sin incidencias para los cientos de turistas españoles que se desplazan cada verano a París para disfrutar del Tour.

Pero esa no fue su única misión. En 2021, también se trasladó a una zona costera para servir de "enlace" con los turistas hispanoparlantes. Su destino fue Biscarrose, la villa costera de los Landes que aumenta por diez su población en verano y donde la mayoría de los visitantes hablan español.

Agustín Blanco compartió tres semanas de trabajo con los gendarmes franceses patrullando las calles para prevenir robos en la época estival y también para servir y apoyar a los turistas de habla hispana en todo lo que necesitan: desde rellenar documentos cuando cometen una infracción, la más habitual aparcar mal sus vehículos, hasta hablar con los familiares que quedan en España en el caso de ingreso hospitalarios por caídas, generalmente. En plena ola de coronavirus, también le tocó controlar que los turistas portaban con ellos el "pasaporte Covid", necesario entonces para consumir en cualquier establecimiento hostelero.

Blanco de patrulla costera en Biscarrose. Fotos cedidas

"Hago el mismo trabajo que mis colegas franceses", resume Agustín Blanco, cuyo trabajo en verano se enmarca dentro del programa "Turismo Seguro" de la FIE, Asociación de Cuerpos de Seguridad euromediterráneos, que se creó en 1994 para favorecer la cooperación, el intercambio de competencias y las buenas prácticas entre Francia, España y Portugal.

Precisamente, esta cooperación internacional cumplió 25 años el pasado 6 de junio. Fue ese día de 1997 cuando mediante Orden del Ministerio de la Presidencia, se crea la Secretaría de Cooperación Internacional.

La cooperación internacional de la Guardia Civil se remonta a 1.847, cuando con tan solo 3 años desde su creación, ya realizó la primera cooperación internacional a solicitud de Portugal, que en plena guerra civil, solicitó ayuda de una unidad de caballería de la Benemérita para el mantenimiento del orden público en la ciudad de Oporto.

Durante su estancia en Francia, y ya pensando en preparar las maletas para trabajar un año más en la seguridad del Tour de Francia, Blanco cuenta que hizo "buenos amigos", con los que mantiene contacto a lo largo del año. De hecho, uno de los gendarmes pasará sus vacaciones de septiembre en Zamora. "Le conté cosas de aquí, el románico que tenemos, lo bien que se come y ha decidido venir a conocer la provincia", apunta.

¿Y cómo le reciben los franceses y los turistas?. "Bien, la Guardia Civil es un Cuerpo bien considerado allí y los turistas agradecen que alguien entienda su idioma", asegura. "Nos lo queremos quedar", declaró uno de sus colegas franceses a un periódico de Biscarrose que recogió la experiencia de este guardia civil zamorano en un amplio reportaje.

Agustín Blanco, el guardia civil zamorano que vela por los turistas españoles en el...
Comentarios