lunes 18/10/21

Lunes Santo: Cofradía de Jesús en su Tercera Caída

Un momento del desfile procesional de la tarde del Lunes Santo (Fotos: Alberto García Soto)

En la tarde del Lunes Santo Cristo cae bajo el paso de la Cruz y desciende a la tierra zamorana. Mira por vez última a su Madre mientras blancas capas de raso sobrevuelan como pañuelos de despedida las calles. Después, la Plaza Mayor se hace oración y cántico en recuerdo de todos los que cayeron en las contiendas absurdas de cualquier guerra. Y del cántico nace la esperanza y una certeza: la muerte no es el final.

ITINERARIO: Sale a las 20.30 horas de la Iglesia Parroquial de San Lázaro por Avenida de la Puebla, Feria, Riego, San Torcuato, Benavente, Santa Clara, Sagasta, Renova, Plaza Mayor, donde se realizará el acto por los fallecidos de la Hermandad para continuar por Juan Nicasio Gallego, Reina, Corral Pintado y Plaza Santa Maria la Nueva para finalizar en el Museo de Semana Santa.

Historia

Jesús en su Tercera Caída, titular de la hermandadEl día 17 de abril de 1.942 se constituye de forma oficial la Cofradía, que desfila por primera vez el 8 de abril de 1.943. Era entonces Miércoles Santo, aunque posteriormente se trasladaría la fecha al Lunes Santo, como lo hace en la actualidad. La Cofradía en principio fue conocida con el sobrenombre de "Excombatientes", en memoria de los caídos en la Guerra Civil. Con el paso del tiempo y la llegada de la democracia, la cofradía realiza su acto oración en memoria de todos los caídos en cualquier contienda y como negación de las guerras y enfrentamientos entre los hombres.

Los primeros años desfila con la imagen del paso "La Caída", de Ramón Álvarez, de la cofradía de Jesús Nazareno, hasta que en 1947 se incorpora su titular, el Jesús de la Tercera Caída, una soberbia talla de Quintín de Torre.

Visten los cofrades túnica y caperuz de raso negro y una capa de raso blanco con amplios vuelos. Portan un hachón rematado en farol con vela con el anagrama de la cofradía en los cristales.

Los cofrades visten túnica y caperuz negros y capa de raso blancaLa cofradía incorpora diversos elementos procesionales, como una colección de cruces donadas por el escultor José Luis Coomonte, así como una cruz de Yugos y una corona de espinas de arados que le confieren una personalidad muy marcada según la visión estética del genial artista. También es característico el sonido de la banda de clarines que abren el desfile procesional.

Pasos

La Despedida, de Enrique Pérez Comendador (1957), una de las escasas representaciones iconográficas en la Pasión en las que Jesús se despide de su Madre.

Jesús en su Tercera Caída, de Quintín de Torre (1947), magnífica talla que representa a Cristo vencido bajo el peso de la Cruz.

Virgen de la Amargura, realizada por el escultor zamorano Ramón Abrantes en el año 1959, siendo su única aportación a la Semana Santa de Zamora.

Detalle del paso de La Despedida, de Pérez ComendadorDónde verla: La subida por la cuesta del Riego o su paso por las calles céntricas de la capital son seguidas por numeroso público, si bien el acto de mayor intensidad y emoción tiene lugar en la Plaza Mayor, durante el acto-oración en memoria de los caídos, cuando los tres pasos son levantados al unísono y el coro de la hermandad interpreta "La muerte no es el final" acompañado por la Banda de Música de Zamora.

 

 

Comentarios