domingo 5/12/21
La Hermandad de Penitencia en el arco de San Ildefonso (Fotos: Horacio Navas)

Sonido de matracas, Oficio de Tinieblas en la noche del Miércoles Santo mientras un cortejo rural sube desde el barrio de Olivares, enclavado junto al Duero, hasta la Catedral. Cofrades ataviados a la manera de Aliste, con la tradicional capa de chiva o "de honras", acompañan al Cristo del Amparo por las calles, que lleva por único adorno un manojo de cardos a sus pies.

ITINERARIO: Sale a las doce de la noche de la Iglesia Parroquial de San Claudio de Olivares por Pza. de San Claudio, Cabildo, Avda. de Vigo, Cuesta y Calle de Pizarro, Rúa de los Francos, Pza. de San Ildefonso (donde se rezará el Vía Crucis al paso de la procesión). Pza. Fray Diego de Deza, Pza. de Arias Gonzalo, Obispo Manso, Pza. de Antonio de Águila, Puerta del Obispo, Cuesta del Obispo, Rodrigo Arias, Pza. de San Claudio (donde se cantará el Miserere castellano) para concluir en el Templo de partida.

Historia

Cristo del Amparo, titular de la cofradíaLa Hermandad de Penitencia o del Santísimo Cristo del Amparo se erige canónicamente el 22 de febrero de 1956 siguiendo el modelo de las procesiones de la comarcas de Alba y Aliste, como son las de Bercianos o las de Carbajales, lo que en su día suscitó un revulsivo en la estética tradicional de la Semana Santa de Zamora, no exento de cierta polémica sobre todo en su primer año de salida a la calle, con sólo 40 hermanos. Con el paso del tiempo, se ha convertido en una de las cofradías más emblemáticas y peculiares de la Semana Santa zamorana, cuyo paso por las calles es presenciado por miles de personas.

Los cofrades visten la capa de honras alistanaCon cupo cerrado (los hermanos aguardan varios años en lista de espera para poder acceder como cofrades), la hermandad recibe el sobrenombre de "Las Capas" por la capa alistana que visten sus hermanos, a imagen y semejanza de los pueblos de Alba y Aliste. Sobre esta capa existe cierta confusión al afirmarse erróneamente que es de origen pastoril, ya que se trata de una capa de ceremonial usada principalmente en los bautizos, bodas, entierros y solemnidades de las comarcas de la Raya zamorana, incluyendo la zona de Tras Os Montes. Portan además los hermanos, un humilde "farol de pajar", recreando una estampa rural que la convierten en una de las más originales procesiones de la Pasión zamorana.

El sonido de las matracas o tinieblas así como del bombardino y de un cuarteto de viento confieren una personalidad propia a la hermandad, que tiene su sede en la iglesia de San Claudio de Olivares, donde recibe culto la imagen titular.

Imagen: El titular de la hermandad es el Cristo del Amparo, de Bartolomé Espinosa, S. XVII, que contrasta fuertemente con la portentosa presencia del Cristo de las Injurias que apenas ha recorrido la ciudad unas horas antes. Se trata de una talla de humilde factura, pero con una expresión de gran serenidad. Por único adorno, el Crucificado sólo lleva una calavera y unos cardos a sus pies.

Dónde verla: Por la propia estética de la procesión y por su itinerario (recorre el casco histórico de Zamora), cualquier punto es bueno para presenciar su paso. Destaca el paso por el arco de San Ildefonso, punto donde se reza el Vía Crucis al paso del desfile; el paso por el arco del Obispo o, ya de recogida, el cántico del Miserere Alistano por el coro de la hermandad, en la Plaza de San Claudio de Olivares, mientras el Cristo avanza lentamente hacia la iglesia a hombros de sus cargadores.

 

 

Miércoles Santo: Hermandad de Penitencia
Comentarios