sábado 16/10/21

Jueves Santo: Cofradía de la Virgen de la Esperanza

Una de las estampas más clásicas es la de la Virgen atravesando el puente de piedra (Fotos: Alberto García Soto)

Mañana de luto, mantillas y peinetas. Sobre el Duero, el manto verde de la Esperanza cubre como una promesa las aguas y el reflejo de la ciudad y la capas de raso de los cofrades, también verdes, ondean al viento. Es Jueves Santo y la Madre retorna desde el convento de Cabañales a la Catedral, murallas adentro, para ser testigo de la Pasión del Hijo, aquel Nazareno que cruzaba el puente junto a Ella y que cada año cumple por las calles el misterio de su Muerte y el gozo de la Resurrección.

ITINERARIO: Sale a las 10,30 horas de la Iglesia Conventual de las Dominicas Dueñas de Cabañales para continuar por Cabañales, Puente de Piedra, avenida del Mengue, calle la Plata, Balborraz, Plaza Mayor, Ramos Carrión, plaza Viriato, Rúa de los Francos, (ATENCIÓN CAMBIO) Rúa de los Notarios, Rúa del Silencio, Plaza de Arias Gonzalo, Plaza de Antonio Águila y plaza de la Catedral, donde en el interior del atrio se entonará la Salve en honor a la Virgen de la Esperanza, para finalizar la procesión.

Historia

La imagen a su salida del convento de CabañalesLa actual cofradía, la más barroca en su concepto estético de cuantas conforman la Pasión zamorana, nace como Sección de Damas filial de la Cofradía de Jesús del Vía Crucis en el año 1961 para devolver en procesión a la Virgen de la Esperanza desde el Convento de Cabañales, donde finaliza la procesión del Martes Santo, a su lugar de ubicación durante todo el año, que en la actualidad es la Catedral de Zamora.

En el año 2010 la cofradía es reconocida como tal, independiente de la del Vía Crucis, mixta con hermanos y hermanas de pleno derecho aunque con distinta indumentaria y con una mayor presencia femenina. Así, las damas visten abrigo negro abotonado y van tocadas con la tradicional mantilla y peineta y guantes blancos, con medalla con cinta verde al cuello. Portan en sus manos una tulipa de cristal. Los cofrades visten túnica y caperuz de raso blancos y amplia capa de raso verde y portan una vara metálica plateada.

Virgen de la Esperanza, obra de Víctor de los RíosEl conjunto estético que conforma el paso, con el manto verde de la Virgen, la mesa dorada y las faldillas granates, acompañado del impecable baile de sus cargadores confieren a la imagen una gran elegancia por las calles. Como elementos procesionales destaca una cruz de plata que también desfila en la Cofradía de Jesús del Vía Crucis, siguiendo las concesiones barrocas y un tanto sevillanizantes que tiene esta cofradía.

Imagen: Virgen de la Esperanza, obra de Víctor de los Rios (1950). Representa a la Madre con los brazos extendidos y fue donada por Carlos Pinilla junto con su trono dorado, rompiendo en cierto modo la iconografía tradicional castellana. Está expuesta al culto en la capilla de San Nicolás de la Catedral de Zamora.

La procesión a su paso por el puente de piedraDónde verla: El paso del puente de piedra desde los miradores constituye una de las estampas más típicas de la Semana Santa zamorana. Además, la subida de la Virgen por la cuesta de Balborraz a hombros de sus cargadores mientras suena "La Saeta" se ha convertido en uno de los momentos imprescindibles del desfile procesional. Destaca también su llegada a la Catedral, donde las damas y los hermanos despiden a la Virgen con el cántico de la Salve.

 

 

Comentarios