lunes. 15.04.2024
trabajador-industria
trabajador-industria

En el año 2023, Castilla y León ha experimentado un aumento alarmante en los accidentes laborales, según datos recopilados por las autoridades competentes. Se reportaron más de 34,600 incidentes, de los cuales 788 fueron catalogados como graves, 48 más que en el año anterior.

De manera preocupante, se observa un incremento significativo en los accidentes graves durante la jornada laboral, alcanzando la cifra de 709, 24 más que en el año precedente. Además, el número de fallecidos ha aumentado en dos, llegando a 73 en total.

Entre los datos más inquietantes se encuentra el incremento de accidentes graves in itinere, que han pasado de 55 en 2022 a 79 en 2023. Sin embargo, es relevante destacar que en Castilla y León se ha logrado reducir a cero la cifra de accidentes in itinere, una noticia alentadora en medio de este preocupante panorama.

Eduardo Abad, presidente de UPTA, ha expresado su preocupación ante estos datos, especialmente por el aumento de accidentes mortales entre los trabajadores autónomos. Abad afirma que este colectivo está sufriendo una situación inaceptable y que no recibe la atención adecuada por parte de las autoridades pertinentes. Además, destaca la disparidad en la atención gubernamental entre distintas regiones, como el caso de Cantabria, que destina más recursos para combatir la siniestralidad laboral autónoma que el Gobierno central.

Además de los accidentes físicos, se ha observado un incremento en las enfermedades relacionadas con el estrés laboral y los riesgos psicosociales. Los trabajadores autónomos, en su mayoría dependientes o semindependientes, enfrentan condiciones precarias que están afectando su salud mental, con casos de estrés, depresión y ansiedad en aumento.

Ante esta preocupante situación, desde UPTA se exige al Ministerio de Trabajo la implementación de un plan de choque que incluya acciones concretas para concienciar sobre la importancia de prevenir los riesgos laborales. También se hace hincapié en la necesidad de dotar a las mutuas de accidentes de trabajo con especialistas en atención psicológica para brindar un apoyo integral a los trabajadores afectados.

El incremento de los accidentes laborales y las dolencias psicológicas derivadas de los riesgos laborales en Castilla y León plantea un desafío urgente que requiere la atención y acción inmediata de las autoridades competentes.

Crece la preocupación en Castilla y León ante el aumento de accidentes laborales