jueves. 11.08.2022
Miguel Gutiérrez. Foto RTVE

Me duele escribir este artículo rogando que Ciudadanos se disuelva, desaparezca y dé por cerrada su carrera política, porque fui la persona que decidió sembrar las semillas naranjas en nuestra provincia, quien llevó al partido a las instituciones públicas y trabajó por su consolidación en nuestra sociedad.

El partido que presidió Albert Rivera reunía todas las características de mi ideología política: liberal, abierto, progresista, provincial y español. Y, además, en su génesis apostaba por la división drástica de los tres poderes, ejecutivo,  legislativo y judicial, y por el cambio de Ley Electoral, que prima a los partidos separatistas, causa de los grandes males del Estado, que todavía no ha superado  la herida del golpe independentista del 1 de octubre de 2017. Sánchez, ahora mismo, es reo del ERC, Bildu, PNV y los hijos de Pujol, Juntos por Cataluña, y, por supuesto, por el neocomunismo burgués de Unidas Podemos.

Las manifestaciones realizadas por Miguel Gutiérrez, uno de los hombres del aparato de Ciudadanos, cercanísimo a Inés Arrimadas, de la confianza plena de la presidente naranja, sobre el proyecto de Monte la Reina, que calificó como “un absoluto disparate” y añadió, para mayor escarnio de los zamoranos, que “nos parece que está en un sitio en el que no va a aportar nada”, me han causado una mezcla de repudio y asco, de condena y repugnancia. De hecho, Tercera Edad en Zamora exige a Inés Arrimadas que destituya a su “amigo”, porque no creo que los zamoranos vuelvan a votar a la formación naranja en las próximas elecciones, ya sean en comicios locales, bien en las legislativas. Ciudadanos se ha hecho hoy el harakiri en nuestra provincia.

Y, por supuesto, Miguel Gutiérrez,  e Inés Arrimadas, si lo mantiene en su cargo, deberían ser nombrados persona non grata en Zamora. El desprecio por nuestra provincia de Ciudadanos se evidencia en que les has importado un comino su militancia en Zamora, donde Francisco José Requejo preside la Diputación y cuenta con representación política en una alcaldía como la de la capital de la provincia.

En verdad, como asegura el refrán: “Lo que menos vale, más caro cuesta”. Ciudadanos ya no es nadie ni nada. El pasado de una ilusión.

José Antonio Requejo

Delegado de Tercera Edad en Zamora


 

Tercera Edad en Zamora exige que Gutiérrez (Ciudadanos) sea calificado persona non...
Comentarios