miércoles 25/5/22
Imagen de la petición lanzada en Facebook
Imagen de la petición lanzada en Facebook

En pleno año del confinamiento se convirtió en el campo de amapolas más famoso del mundo. La imagen, tomada en una tierra entre la carretera de Almaraz y las Aceñas de Gijón,  con vistas a la catedral, llegó incluso hasta Japón.

De hecho, fue la publicación del tweet de la Embajada de España en Tokio la que hizo viral la imagen hasta el punto de que fueron muchos los que se acercaron a admirar el ya considerado como el campo de amapolas más famoso de España.

Hasta allí se desplazaron también varios medios de comunicación. Los informativos de Antena 3 dedicaron un espacio al campo de amapolas en la sección del tiempo y 'España Directo', de Televisión Española retransmitió en directo desde allí, comparándolo con “una estampa impresionista sacada de un cuadro de Monet.

Pero el éxito y el poco civismo de algunos, acabó con el campo de amapolas. El trasiego de gente llegó a derrumbar el muro perimetral y el dueño del terreno, harto de que entraran sin permiso a una propiedad privada y pisaran sus tierras, decidió ararlo. No fue la única razón. Aunque las amapolas lo escondieran, lo cierto es que la tierra estaba sembrada de cebada y los improvisados fotógrafos que llegaban de todas partes, pisaban el cultivo sin saber que había siembra.

Pues bien, un año después, la historia se repite. Un ciudadano ha lanzado una petición en Facebook bajo el lema "!Stop¡ Por favor, No entrar en la tierra", después de que él mismo accediera a otro campo de amapolas para fotografiarlo.

Así lo relata en su perfil de Facebook: "Fui al famoso campo de amapolas, y por supuesto, me metí en el campo a tirar unas fotos. A los 10 minutos paró un coche en el camino y un joven me pidió que, por favor, saliera de la tierra, pues estaba sembrada y vivía de ella. Le pedí disculpas y salí rápidamente de allí, me quede en el camino y tiré desde la cerca de piedras".

Continúa y dice que "durante el tiempo que estuve allí varias personas entraron a lo mismo que yo. Y el joven me contó que estaba cansado". Este zamorano aconsejó a dueño del terreno que pusiera unos carteles y "le avisé que su tierra se iba a llenar de gente en los próximos días, dada la fama que ha cogido

. Y aunque considera que "no soy nadie para pedirlo me siento con la obligación de hacerlo. ¡¡¡Por favor, respetad el campo de amapolas, sacad fotos desde el camino!!!.

El campo de amapolas, de "estampa de Monet" a "arrasar" como Atila
Comentarios