miércoles 18/5/22
Una mujer mira un escaparate en Tres Cruces
Una mujer mira un escaparate en Tres Cruces

La provincia estrena el fin de semana con malos datos. Si ayer las cifras de incidencia bajaban, aunque de forma leve, hoy Zamora "tuerce" la tendencia nacional, que suma una caída por tercer día consecutivo, y registra unas tasas disparadas.

Así, la incidencia acumulada a 14 días roza los 4.000 casos por cada 100.000 habitantes y la tasa semanal supera los 2.100 casos.

Al menos, la presión hospitalaria se mantiene estable. La ocupación en planta COVID se queda en el 14% con 51 pacientes ingresados, mientras que en la UCI el porcentaje de ocupación permanece en riesgo bajo con un 5,26% y 1 enfermo hospitalizado.

Los datos relativos al grupo de más de 65 años sigue preocupando, aunque la incidencia a 14 días baja de forma leve y se sitúa en 1.781 casos. Por contra, aumenta la tasa semanal, que ya rebasa los 1.000 casos por cada 100.000 habitantes.

Aunque la incidencia sube, el índice de transmisión del virus sigue cayendo y se sitúa en el 0,85, 4 décimas menos que ayer, aunque es el más elevado de Castilla y León.

La tasa de nuevas hospitalizaciones por COVID, por 100.000 habitantes en 7 días no abandona el riesgo medio (24.30), entre las tres cifras más bajas de la comunidad, por detrás de Salamanca y Soria.

Zamora y Soria encabezan el ranking de las provincias de Castilla y León donde la tasa de nuevas hospitalizaciones en UCI está a 0, es decir, en "nueva normalidad".

Zamora se "desvía" de la tendencia nacional y roza los 4.000 casos de incidencia
Comentarios