viernes. 24.05.2024
Perro en el veterinario
Perro en el veterinario

Los parásitos, ya sean internos o externos, a menudo suponen un riesgo para el bienestar animal, en especial en el caso de los perros que, por sus salidas al exterior, pueden presentar mayor riesgo de contagio. Por eso, y en función de las características de cada raza, que a menudo definen la personalidad y el estilo de vida del animal, Tiendanimal, especialista en todo tipo de productos para animales de compañía, explica la tipología de perro más propensos a coger estos parásitos, así como las posibles consecuencias de su contagio y cómo protegerlos ante esta amenaza.

Razas más propensas a los parásitos y sus causas

Los perros, seres juguetones y curiosos por naturaleza, son susceptibles a una variedad de parásitos que pueden habitar en su entorno y atacar su organismo. Sin embargo, entre las razas caninas que pueden ser más propensas a contraer parásitos se encuentran los de pelo largo o denso, como los Collies, Pastor Alemán, y Golden Retrievers. Esto se debe a que su pelaje proporciona un ambiente propicio para la proliferación de parásitos externos, entre los que se encuentran pulgas o garrapatas.

Ya de por sí, los perros, por su estilo de vida activo y explorador, están constantemente expuestos a una amplia gama de riesgos parasitarios. Desde el contacto con otros animales infectados hasta la ingesta de alimentos contaminados o la exploración de áreas exteriores donde los parásitos pueden habitar. Es por eso por lo que los perros enfrentan múltiples vías de contagio.

Las consecuencias de la presencia de parásitos en la salud de nuestros animales de compañía a menudo provocan la visita a los centros veterinarios, según explica Nuria Gómez, experta veterinaria de Clinicanimal, la red de centros veterinarios de Tiendanimal. “Desde enfermedades cutáneas como dermatitis y alopecia, hasta problemas digestivos graves como la giardiasis y la teniasis. Los parásitos pueden causar un amplio espectro de problemas de salud que afectan tanto el bienestar físico como emocional de los animales”, añade.  

Además, algunos parásitos son portadores de enfermedades que también pueden afectar a los seres humanos, lo que subraya aún más la importancia de mantener a nuestros animales de compañía libres de estos intrusos indeseables.

En este contexto, la desparasitación regular emerge como una medida esencial para garantizar la salud y el bienestar de nuestros queridos compañeros. Al implementar un programa de desparasitación adecuado, los dueños de los animales no solo protegen su salud, sino que también promueven un entorno más seguro y saludable para toda la familia.

Antiparasitarios internos y externos

Hay antiparasitarios internos y externos y ambos son complementarios y fundamentales para cuidar de la salud de nuestros animales de compañía.

Los internos, cumplen como misión prevenir y eliminar los parásitos que residen en el interior del organismo del animal, se suelen administrar por vía oral o inyectable en forma de comprimidos, pastas o líquidos. En este aspecto hay que realizar controles periódicos al veterinario para determinar el calendario de desparasitación interna que dependerá de la edad del animal, si sale a la calle o no, y de su contacto frecuente con otros animales.

En el caso de los antiparasitarios externos, se emplean para combatir los parásitos que viven de forma externa en el cuerpo de los animales, que se suelen manifestar a través de molestias, picazón, irritaciones en la piel, reacciones alérgicas o similares. La forma de empleo de estos antiparasitarios es directamente sobre la piel o el pelaje y su presentación es muy variada; collares, pipetas, aerosoles o espráis o champús, siempre con las pautas que indique el veterinario.  En este sentido es importante saber “que los repelentes no se deben confundir con antiparasitarios porque no lo son en ningún caso”, apunta Ramírez.

En definitiva, la desparasitación de perros no es simplemente una opción, sino una responsabilidad vital que todo dueño de animales de compañía debe asumir. Al priorizar el cuidado preventivo y tomar medidas proactivas para proteger a nuestros amigos de cuatro patas de los parásitos, estamos invirtiendo en su salud y felicidad a largo plazo, fortaleciendo así el vínculo único que compartimos con ellos.

Estas son las razas de perro más propensas a contraer parásitos