jueves 2/12/21
Chimeneas de las Hadas, exterior de la ciudad subterranea.
Chimeneas de las Hadas, exterior de la ciudad subterranea.

Que existen lugares construidos por el ser humano debajo de la tierra a lo largo de la historia, no es novedoso, pero que uno de estos sitios sea una ciudad subterránea que albergó a cerca de 20.000 personas parece una escena de un guion de una película fantástica. Sin embargo, es pura realidad.

En 1963, un habitante de Derinkuyu (en la región de Capadochia, Turquía), derribó una pared en el sótano de su casa-cueva y descubrió accidentalmente que detrás de la misma se encontraba una misteriosa habitación que nunca había visto. Continuó investigando y esa habitación le llevó a otra y esa a otra y a otra. Sin esperarlo había descubierto la ciudad subterránea de Derinkuyu, de 20 pisos de profundidad.

Los arqueólogos comenzaron ese mismo año las excavaciones y se dieron cuenta de que Derinkuyu es un caso extraordinario, porque se extiende hasta 80 metros de profundidad. En la actualidad se han descubierto 20 niveles subterráneos, tallados directamente en la roca volcánica. 

 Se cree que la construcción de Derinkuyu fue obra  los hititas de Anatolia, en el siglo 15 A.C, y que fue usada para esconderse de los enemigos invasores. Posteriormente Los frigios, un pueblo indoeuropeo en el siglo 8 A.C., la  ampliaron y la usaron como refugio para escapar de la persecución romana.

turquia-derinkuyu-1-638

Las miles de toneladas de escombros que se tuvieron que extraer del interior de esta construcción, para excavar los túneles jamás se encontraron por ningún sitio, lo que desconcierta a los científicos.

Este entramado de túneles y cuevas estaba muy bien protegido del exterior, gracias a unas enormes piedras circulares, construidas en granito ( parecidas a las que se utilizaban en los antiguos molinos ), que hacían la función de puertas. Estas sólo se podían abrir y cerrar desde dentro. Podían tener 2 metros de diámetro y pesar casi media tonelada. Son de distinto material que el de las cuevas, por lo que tuvieron que bajarlas desde el exterior.

Existen varias decenas de estas puertas repartidas por lugares estratégicos, se cerraban en caso de que apareciera algún intruso o enemigo que pudiera acceder desde el exterior.

También encontraron  habitaciones, establos para animales, comedores, una iglesia (de planta cruciforme de 20 larga por 9 metros de ancha, con un techo de más de tres metros de altura), cocinas (todavía ennegrecidas por el hollín de las hogueras que se encendían para cocinar), almacenes para alimentos, prensas para el vino y para el aceite, bodegas, una escuela….

La iluminación se realizaba por medio de miles de lámparas de aceite repartidas por todos los túneles y habitáculos.

Además contaban con más de 15.000 conductos de ventilación que conectaban con las 50 chimeneas de ventilación principales, que se abrían hasta el exterior y proveían a sus habitantes del aire fresco y renovado necesario en las profundidades del lugar.

Numerosos pozos proveían a la población de agua potable. Los desperdicios se almacenaban y, posteriormente, eran llevados arriba para deshacerse de ellos.

Sorprendentemente, gracias a que albergaban enormes depósitos internos de comida, la ciudad podía acomodar a 10.000 personas; pero si una mayor crisis se desataba en el exterior, se cree que podía llegar a ser ocupada por 20.000 habitantes, de manera que se podía llevar una vida social normal a lo largo de 6 meses, sin depender del exterior.

Todo este enorme complejo construido, con cientos de increíbles e inexplicables recursos arquitectónicos ( sistemas de ventilación, túneles, suministros de agua, depósitos enormes de alimentos, etc.), dejó  asombrados a los científicos y arqueólogos.

Derinkuyu

Pero ¿qué civilización hace 3.500 años pudo tener los recursos y conocimientos suficientes para lograr construir esta enorme, compleja y misteriosa ciudad en el subsuelo?, ¿para que se construyó?, ¿con qué fin?, ¿cuánto tiempo emplearon para la excavación?, ¿qué herramientas utilizaron? ¿cuántas personas trabajaron en su construcción?, ¿cómo sacaron a la superficie los escombros y adonde llevaron esas miles de toneladas de material que jamás se han encontrado?.

Esta son las teorías planteadas por diversos científicos , arqueólogos y amantes del misterio y lo no convencional sobre esta megaconstrución:

  1.  La que sostienen los arqueólogos tradicionales oficiales, la convencional, que se trataría de una construcción usada para huir y esconderse de los enemigos invasores , como refugio. Debió constituir por ello, un lugar seguro e ideal que les daba esperanza para la supervivencia.
  2.  Que alguna civilización muy remota en el tiempo, hace unos 14 mil años, la construyera con el fin de protegerse de algún evento catastrófico ( coincide con la época de la última glaciación ), cuentan las leyendas que un dios llamado Akira Mazda, del Zoroastrismo, una religión muy anterior al cristianismo, les avisó con mucha antelación de que iba a producirse una gran catástrofe natural y por eso construyeron esta ciudad subterránea como refugio (se asemeja al arca de Noé construido para salvarse del gran diluvio universal, esto según el cristianismo).

Para finalizar comentar que  existen amantes de la conspiración, en muchos lugares del mundo, muy alejados de las teorías y ciencias oficiales ,que piensan que fuimos visitados, hace miles de años ,por  seres de otros mundos, quienes ayudaron en la antigüedad a la humanidad, atribuyéndoles esta y otras construcciones milenarias, misteriosas y sorprendentes repartidas por todo el planeta. ( otro ejemplo son las pirámides de Egipto ).

A mí personalmente ninguna de estas teorías me da una respuesta definitiva, ni absoluta sobre quienes fueron los autores de estas construcciones, ni para qué fueron construídas. Como siempre digo: “creo que el puzzle de la historia está incompleto falta la pieza clave para dar una respuesta que nos ayude a comprender entender y explicar estas construcciones tan inmensas complejas misteriosas y casi perfectas repartidas por todo el Planeta. ( pirámides, construcciones mayas, aztecas, etc.).

¿Qué llevó a la Humanidad a esconderse bajo tierra hace 3.500 años?
Comentarios