miércoles. 28.09.2022

La otra cara de este 8M: las mujeres ucranianas, esas héroes sin capa

Amnistía Internacional ha advertido que nos enfrentamos a una situación en las que las cifras y estadísticas sobre la violencia contra la mujer van a estar incompletas
Refugiados ucranianos huyendo de la guerra. Fotografía: Facebook de la Comisión Europea en España
Refugiados ucranianos huyendo de la guerra. Fotografía: Facebook de la Comisión Europea en España

La revista especializada en mujeres, estarguapas.com, informa sobre la situación de la mujer en escenarios bélicos. Asegura que no hace falta hacer una retrospectiva en el tiempo para observar cómo los patrones se repiten, con el foco hoy puesto en una guerra que ya deja más de 1,7 millones de desplazados y refugiados, la mayoría mujeres que portan con sus hijos y los hijos de otros para salvarlos del horror y la barbarie.

La revista quiere por ello centrar la atención en este tradicionalmente reivindicativo día de la mujer ponemos en la violencia derivada de la guerra que está ocurriendo en Ucrania. Tras una pandemia en la cual las mujeres se han visto muy afectadas por el aumento de la violencia de género, vemos con impotencia como Rusia invade Ucrania.

"Por las normas impuestas en esta situación, solo se deja salir del país a mujeres y menores. Los hombres en cambio se deben quedar para servir al país y defenderlo. Amnistía Internacional ha advertido que nos enfrentamos a una situación en las que las cifras y estadísticas sobre la violencia contra la mujer van a estar incompletas.

El número de casos ya notificados es una mínima parte de lo que las mujeres refugiadas de Ucrania están sufriendo desde que comenzó la guerra. A pesar de estos pocos datos, revelan el gran problema y la gravedad de la situación del conflicto.

La principal razón es que la mujer, en todas las guerras se ha usado como “arma” y “objeto”, siendo víctimas de abusos sexuales, trata de personas y posterior violencia psicológica. El conflicto armado puede llevar a una militarización de la sociedad, la cual aumenta el riesgo de inestabilidad y violencia contra la mujer.

La violencia sexual es una de las más comunes, teniendo impactos devastadores en las víctimas. En los últimos años en España se trabaja para erradicar este problema de violencia hacia la mujer, por ser uno de los más extendidos. Pero dentro del contexto de una guerra se vuelve mucho más común y violento.

Seguidamente nos encontramos con la violencia psicológica, la cual es la más devastadora para las víctimas, ya que se da tanto durante el conflicto como después. El miedo, la ansiedad y el aislamiento son las principales consecuencias de este tipo de violencia.

Las mujeres que ya han huido y continúan huyendo del conflicto solas o con sus familias, hacen frente a numerosos peligros. En primer lugar, salir sin problemas de un país en el que se está masacrando a la población civil, dejando todas sus vidas atrás sabiendo que lo más seguro es no poder recuperarlas. Sus maridos, padres, hermanos y todo familiar o amigo hombre no puede acompañarlas en busca de una vida lejos de la guerra, otro duro golpe al estado psicológico de estas mujeres. Finalmente, si consiguen escapar del horror de la guerra se encuentran en muchas ocasiones solas, teniendo que mantener a su cargo a veces familias enteras. Buscar un techo, un trabajo y rehacer una vida que les han arrebatado en menos de 15 días".

Las ONGs han advertido además de otros peligros como la trata de personas. Son muchas las personas que se han solidarizado con las familias ucranianas que necesitan ayuda. Pero de esta misma situación se aprovechan las mafias de trata de personas, siendo las mujeres las principales afectadas.

Fuente: revista estarguapas.com

La otra cara de este 8M: las mujeres ucranianas, esas héroes sin capa
Comentarios