lunes. 22.07.2024

Con dos máquinas de coser, la zamorana María Escarda enseña a soñar a jóvenes de Camerún

El alcalde de Villanueva del Campo, junto con todo el pueblo, se enorgullece de María y su ejemplar solidaridad. “Cuando estés entre nosotros, veremos la manera de que la gente de tu pueblo, de tu provincia y de España, contribuyamos para conseguir alguna máquina de coser más y puedas seguir ‘tejiendo sueños’”
Misionera María Escarda
Misionera María Escarda

Una historia solidaria que enorgullece a Villanueva del Campo ha salido a la luz, mostrando cómo la generosidad y el compromiso pueden cambiar vidas. María Escarda Fernández, natural de este pequeño pueblo, se ha convertido en una verdadera heroína en Camerún, donde actualmente desarrolla un proyecto misionero denominado “Tejiendo Sueños”.

María, junto a algunos voluntarios, ha dedicado más de un año a este noble esfuerzo. Armados con solo dos máquinas de coser y unos pocos euros recaudados a través de campañas, mercadillos y donaciones, se dirigieron a un orfanato que acoge a 600 niños, víctimas de los conflictos internos del país. Su misión: enseñar a coser a niños y adolescentes, brindándoles la oportunidad de obtener un trabajo remunerado y, lo más importante, liberándolos de la prostitución.

En un mundo donde las noticias suelen estar dominadas por preocupaciones superficiales y conflictos bélicos, la labor de María nos recuerda el poder transformador de la solidaridad. Su iniciativa, que comenzó con dos viejas máquinas de coser y 750 euros, nos muestra que, con un poco de esfuerzo y mucho corazón, se pueden tejer sueños y cambiar destinos.

La voluntaria, mando a sus pueblo dos fotografías acompañadas de unas sencillas pero poderosas palabras: “sus sonrisas conquistan” y “vamos haciendo cosas”. Estas imágenes reflejan el impacto positivo que María y su equipo están teniendo en las vidas de estos jóvenes en Camerún.

El alcalde de Villanueva del Campo, junto con todo el pueblo, se enorgullece de María y su ejemplar solidaridad. “Cuando estés entre nosotros, veremos la manera de que la gente de tu pueblo, de tu provincia y de España, contribuyamos para conseguir alguna máquina de coser más y puedas seguir ‘tejiendo sueños’”, expresó el alcalde, enviando un fuerte abrazo en nombre de todos los habitantes.

Misionera María Escarda 1
Misionera María Escarda 1

Con dos máquinas de coser, la zamorana María Escarda enseña a soñar a jóvenes de Camerún