domingo 5/12/21

Día Mundial de la Salud Mental: 6 razones por las que tu mente necesita un viaje

El poder de conectar con la naturaleza y frenar el estrés y la ansiedad son sólo alguno de los motivos que desvela rumbo.es
Fotografía de archivo yoga
Fotografía de archivo yoga

Viajar se ha convertido en todo un lujo y una de las mayores fuentes de satisfacción y alegría para los españoles. Tras un duro confinamiento y unas restricciones que, casi año y medio después parece que comienzan a levantarse de manera definitiva, viajar se ha convertido en la opción más apetecible en cualquiera de sus versiones. 

Rumbo.es recuerda que son muchos los beneficios psicológicos que supone realizar un viaje, ya sea en solitario, con amigos, con la pareja o en familia. Unas ventajas que ya podemos sentir desde el momento en que comenzamos a determinar el destino y planear el trayecto y los planes  que se desarrollarán durante esos días de desconexión. Con motivo del del Día Mundial de la Salud Mental, que se celebra el 10 de octubre, Rumbo.es resume los beneficios de viajar como la excusa perfecta para dar un empujón a la maleta en caso de duda. 

Te conecta con la naturaleza. La posibilidad de entrar en contacto con nuestro entorno ayuda a mejorar la función cognitiva y nos hace más conscientes de nuestra realidad. Unas simple caminata por la naturaleza constituye una de las mejores terapias y la excusa perfecta para hacer una salida rural o proponer una ruta de senderismo, si bien también dentro de la propia ciudad podemos cultivar este hábito todos los días o cuando visitemos entornos urbanos. 

Sólo en España se calcula que unos cuatro millones de españoles practican habitualmente el senderismo, una cifra que va en aumento con un tipo de viajero que ya no se conforma sólo con los destinos tradicionales de sol y playa. Los Picos de Europa o las zonas rurales de Extremadura, Andalucía, Castilla la Mancha y Castilla y León son algunos de los puntos de encuentro donde los visitantes pueden sumergirse en el fascinante mundo de los pueblos en medio de la naturaleza, repletos de encanto y autenticidad.

Fomenta la curiosidad y el autoconocimiento. El simple hecho de planificar el viaje favorece un poder de autonomía sorprendente, ya que permite al viajero desenvolverse en contextos a los que no está acostumbrado y solucionar imprevistos no contemplados en el viaje. Además, el hecho de cotidianizar con entornos que son ajenos supone todo un reto que comienza desde que planificas un viaje y te haces la pregunta: ¿Qué ver en…? 

Viajar desarrolla tus hobbies. Si eres aficionado a practicar deporte, a la gastronomía, etc puede convertirse en la opción perfecta para salir de viaje y conocer nuevas opciones y aventuras que se traduzcan en una fuente de inmenso placer. Los foodies, por ejemplo, tienen en su mapa como destino imprescindible México. 

Lo mismo pasa con el norte de España: Asturias, Cantabria, Galicia y Navarra. A lo largo de sus costas podemos disfrutar de increíbles mariscos y pescados frescos o platos más tradicionales ya más en el interior: pulpo a feira en Galicia, fabada en Asturias, Cocido montañés en Cantabria o Bacalao al pil pil en el País Vasco. El norte no solo atiende a los fans de la buena comida, sino también a los que tienen el senderismo y la arquitectura como afición.

Pone a raya las inseguridades. Las vacaciones no solo son el momento para muchos de salir de su zona de confort, sino de ampliarla y retarse, algo absolutamente necesario en estos tiempo de incertidumbre. Hay quienes por ejemplo aprovechan para aprender a esquiar, todo un reto que para muchos termina convirtiéndose en una verdadera afición y que les lleva a visitar con frecuencia Andorra, los pirineos Aragonés o Catalán o la mismísima Granada. 

Reduce el estrés y la ansiedad. Viajar permite desconectar de los problemas y obligaciones cotidianas para conectarse con uno mismo. Nos hace sentir felices poniendo a mil los niveles de serotonina, aumentando nuestro bienestar y haciendo que cualquier vestigio de estrés desaparezca. A eso le sumamos que ahora somos más conscientes de la importancia del cuidado de la salud y de la necesidad de centrarnos en nosotros mismos, lo cual ha permitido el auge del turismo de bienestar. A día de hoy los itinerarios de los viajeros se pueden ver cada vez más experiencias que les permitan relajarse y lograr una desconexión, como los spas y balnearios.

Los más yoguis o aquellos que sienten curiosidad por la disciplina tienen la opción de los ya populares retiros de yoga que tienen lugar en destinos exóticos (India y Bali) como en las ciudades más modernas (Nueva York y Lisboa). En esta guía de rincones mágicos para practicar el yoga hay sugerencias tanto para expertos como principiantes.

Fuente: Rumbo.es

Día Mundial de la Salud Mental: 6 razones por las que tu mente necesita un viaje
Comentarios