domingo 26/9/21

Crónica de un pasajero sanabrés en el Alvia a Madrid: 100 kilómetros más para regresar al mismo sitio

José Rodríguez Ballesteros, sanabrés residente en Madrid, relata el periplo que supone viajar desde la capital de España hasta su tierra en Alta Velocidad: "Llegamos antes a Galicia que a nuestro destino en Sanabria"
Estación de A Gudiña
Estación de A Gudiña

José Rodríguez Ballesteros reside en Madrid, pero cada fin de semana regresa a su tierra, Sanabria, en el Alvia que conecta Puebla de Sanabria con la capital de España.

El viaje de ida y vuelta se "trastoca" cuando los pasajeros sanabreses llegan antes a Galicia que a su destino final. Y así será hasta que se reabra la Estación de Ave de Otero, unas instalaciones que el Gobierno de España asegura estarán listas en julio, tras varios meses de retrasos.

El periplo de este sufrido sanabrés comienza a las 17.30 de la tarde, hora a la que recala en Puebla de Sanabria para subir en un autobús que le deposita en la estación de A Gudiña, localidad de la provincia de Ourense. Unos 15 minutos después de la llegada, los pasajeros montan en el Alvia Vigo Madrid para circular por la antigua vía hasta el intercambiador de Lobeznos, donde el ferrocarril  toma la vía AVE, que pasa a toda velocidad por la antigua estación de tren de Puebla de Sanabria. "Un verdadero trastorno", subraya José Rodríguez, que asegura que de nada ha servido la Alta Velocidad ya que el trayecto se realiza en el mismo tiempo que antes

Ballesteros, como muchos sanabreses, no entienden el retraso en abrir el apeadero de Otero de Sanabria, cuando la mayoría de las estaciones de tren se ponen en funcionamiento antes de concluir las obras, sin ir más lejos la de Medina del Campo.

Resignado continúa el viaje y a las 7 de la tarde, !por fin!, ha vuelto al punto de partida, Otero, con media hora por delante para llegar a Zamora y arribar al destino, Madrid, pasadas las 9 de la noche. "¡100 kilómetros más! por el mismo precio, 40 euros", ironiza el sufrido pasajero.

Apunta que el "sinsentido" llega a tal punto que "políticos de la zona, que cobran 100.000 euros al año, no han sido capaces de informar a los responsables de Fomento y de Adif que hay otra estación más cercana a Puebla que la de A Gudiña". La parada de Pedralba de la Pradería evitaría a los viajeros recorrer esos 100 kilómetros de más, que suponen un verdadero trastorno. "Lo de A Gudiña es esperpéntico", recalca Ballesteros.

¿Y cuándo se abra la estación Sanabria-Alta Velocidad en Otero? José Rodríguez adelanta que muchos de los viajeros se verán obligados a coger un taxi para llegar a la población más cercana, con lo que el billete de tren ya se encarecía otros 20 euros. Este viajero cree que el coche de línea que une Ribadelago-Zamora debería pasar por Otero a recoger pasajeros. "Y espero que haya desfibrilador porque la estación está en medio del campo", ironiza.

El ministro Ábalos viajó hasta la capital zamorana en octubre, fecha en la se puso en servicio el tramo del AVE entre Zamora y Pedralba de la Pradería, de 110 kilómetros, y anunció que la obra de la estación de Otero, que permitirá la parada del AVE en Sanabria, estaría acabada en noviembre y comenzaría a funcionar en diciembre de 2020. Casi ocho meses después, los viajeros de Sanabria ya no creen en promesas, pero si indican que están cansados de un periplo que les obliga a viajar, primero en autobús, y luego en tren, para recorrer 100 kilómetros de más y llegar al mismo destino de partida.

Los pasajeros de la comarca también llevan meses quejándose del pésimo servicio de Renfe en el MD regional exprés Puebla de Sanabria-Zamora-Valladolid. El tren no cuenta con interventor, por lo que no los viajeros que se suben a los vagones no están contabilizados, no cuentan ni con billete ni con seguro obligatorio.

Comentarios