martes. 21.05.2024
Planta fotovoltaica de Cedillo.
Planta fotovoltaica de Cedillo.

Iberdrola ha obtenido el visto bueno ambiental de la primera planta híbrida de España de una fotovoltaica con una instalación hidroeléctrica con la publicación en el BOE de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA). Denominado HIDRO Cedillo, el proyecto estará ubicado en Cedillo (Extremadura) y tendrá una potencia de 86,4 megavatios (MW) con más de 160.000 módulos fotovoltaicos y un tipo de estructura fija.

La hibridación permite optimizar el uso de la red y minimizar el impacto ambiental de los proyectos en los lugares donde están ubicados. Al contar con dos tecnologías capaces de alternarse, se reduce significativamente la dependencia de las condiciones ambientales cambiantes y las limitaciones por la posible falta de recursos como el viento o la incidencia de sol, lo que facilita una producción renovable más estable y eficiente.

La compañía, que ha anunciado recientemente que construirá también la primera planta híbrida eólica y solar de España en Burgos, apostará por esta tecnología en los próximos años en el país con el objetivo de mejorar sus recursos renovables y aprovechar al máximo las localizaciones ya existentes.

Las plantas de generación híbrida utilizan el mismo punto de conexión a la red y comparten infraestructuras, como la subestación y la línea de evacuación de la electricidad producida. Además, se ubican en terrenos que ya estaban destinados a la generación renovable y permiten contar con caminos e instalaciones comunes para la operación de ambas tecnologías. Todo ello redunda en un impacto ambiental mucho menor al que hubieran tenido dos plantas independientes, lo que refuerza el liderazgo innovador y renovable de Iberdrola en España.

HIDRO Cedillo: Respeto al medio ambiente

El proyecto contempla una serie de medidas para la protección del medioambiente, todas enmarcadas en el fomento de la mejora de la biodiversidad en el entorno.

De esta forma, para facilitar la disponibilidad de agua en los diferentes sectores de la planta solar fotovoltaica, se construirán dos charcas o puntos de agua adicionales. También se contempla la construcción de un abrevadero para ganado y un sistema de charcas naturalizadas para la fauna silvestre del entorno. Se prevé balizar las zonas de exclusión que protegen los cursos fluviales, las charcas, la vegetación singular, árboles y hábitats de interés entorno a la charca grande de la zona.

También se han proyectado refugios para reptiles y anfibios como zonas de protección en las épocas más desfavorables de su ciclo vital y frente a sus depredadores, además de barreras anti-atropellos, de unos 600 metros de longitud, que impidan el paso a anfibios sobre la calzada del camino que bordea la zona de una charca y en aquellos tramos de los caminos dentro y fuera de la planta solar fotovoltaica.

En materia de avifauna, se contará con un vigilante para el seguimiento y la alimentaciónn suplementaria de ocho parejas de águila imperial y águila real en la zona. Un palomar para el fomento de especies presa de aves rapaces; un refugio para quirópteros cavernícolas en los riberos del Sever y favorecer la posible nidificación y posaderos de medianas y grandes rapaces en el entorno de la planta solar fotovoltaica, son otras de las medidas contempladas dentro del proyecto que ya cuenta con la aprobación de la declaración de impacto ambiental, según publica el Boletín Oficial del Estado.

Líder en renovables

El grupo Iberdrola empezó a apostar por las energías renovables hace más de dos décadas como un pilar fundamental sobre el que construir su modelo de negocio limpio, fiable y competitivo.

Gracias a esta visión, la compañía es hoy en día líder en energías renovables, con más de 21.000 MW de capacidad renovable instada en España. Iberdrola tiene previsto ejecutar más de 7.600 MW renovables en el país en los próximos cuatro años para acelerar la electrificación de la economía y contribuir a reducir la dependencia energética del exterior.

Extremadura se ha convertido en una de las regiones de crecimiento de Iberdrola en España, con cerca de 5.200 MW instalados, 4.100 de ellos renovables, entre estaciones hidroeléctricas, solares, y baterías. Sus centrales de energía limpia están presentes tanto en Cáceres como en Badajoz.

El avance en la comunidad se produce en solar fotovoltaica. Así, ya ha comenzado la operación comercial de las plantas de Cedillo (375 MW), Majada Alta (50 MW) y San Antonio (50 MW) en Cáceres, provincia donde también han iniciado su producción las plantas fotovoltaicas Almaraz I y II (80 MW).

Precisamente en Cedillo, Iberdrola ha instalado la primera comunidad solar para un pueblo completo, que facilita a los vecinos y comerciantes adheridos a la comunidad solar un ahorro del 50% de su consumo a través de un sistema de autoconsumo.

Esta comunidad solar acaba de ser reconocida como la mejor iniciativa de sostenibilidad de Europa logrando el premio “SolarPower Europe´s Solar Sustainability Award 2023, entregado en Bruselas a principios de diciembre.

Iberdrola obtiene el permiso ambiental para la primera instalación híbrida...