domingo 29/5/22

El Tupper de mamá la idea de Lorena, otra emprendedora zamorana exiliada, triunfó en Salamanca

Una villaralbina emprendedora en Salamanca, Lorena Gallego, es la protagonista de nuestra historia, otra de las exiliadas zamoranas regenta junto con su marido una hacienda complejo que cuenta con 4.500 metros de extensión en el corazón de las Arribes. Ella tuvo que salir hace años de una ciudad que la vio crecer y en la que ocupó su infancia y adolescencia, ya con 25 años salió de la provincia para asegurarse un futuro mejor.
el quijote vitigudino portada
el quijote vitigudino portada

Cuarentena y cinco años del complejo El Quijote en Vitigudino un negocio al que ahora le pone espíritu y corazón la protagonista zamorana de esta historia de superación y trabajo, de mucha lucha y sobre todo de seguir mirando al frente aún en los momentos más duros o los meses de parón semi absoluto como pueden ser los meses de enero y febrero en la hostelería. "Muchos han cerrado nosotros mantenemos abierto, hemos trabajado muy duro y gracias a nuestros clientes y a la fidelidad de muchos visitantes y turistas podemos seguir adelante".el quijote (33)

Con dotes de sargento semana pero con una amabilidad y paciencia envidiable además de una simpatía exultante, Lorena Gallego regenta junto con su marido Mateo un negocio que fue y es referencia culinaria y de eventos en la cercana Vitigudino. 

45 años cumple el complejo el Quijote en plenos Arribes del Duero paraje natural a caballo entre Zamora y Salamanca lugar en el que Lorena y sus "Mateos" hacen vida y trabajo tras años de esfuerzo y sacrificio por sacar adelante su negocio hostelero. Un negocio que en la comarca es puntero en Bodas, Bautizos y Comuniones ya que en muchos kilómetros a la redonda no hay establecimiento que pueda llegar a dar hasta 800 servicios diarios.

Vitigudino, allí es donde vive la zamorana con su marido y su hijo Mateo, Lorena Gallego una mujer natural de Villaralbo una localidad zamorana que echa mucho de menos, al igual que su Zamora donde vivió los primeros 25 años de su vida. el quijote 2022

Lorena curtida en lides hosteleras y sobre todo de buen trato y don de gentes, hace de agente turístico a quien llega a su establecimiento y cuenta a las mil maravillas las bondades de la zona que ya admite como suya. Lorena trabajó en Zamora de azafata, en varias tiendas de moda y también en establecimientos de perfumería y farmacia, sin duda la formación para con el trato al cliente final fue buena, puesto que huele a los zamoranos desde lejos y mantiene siempre un especial trato con sus paisanos.

Ir a su establecimiento es disfrutar de un entorno privilegiado y a su vez dejarse llevar por la excelente carta y diversidad culinaria de sus platos. Mateo su marido, ejerce de chef a las mil maravillas y otras veces es Lorena quien se mete en la cocina, eso si las patatas meneadas de Mateo son lo más de la zona. el quijote (11)

Las cosas aunque complicadas marchan, y el esfuerzo es como el del camino, el de ir escalando la montaña del post Covid que ha dejado una lastre tremendo en todas las localidades tanto de la provincia de Zamora como en la de Salamanca. 

Una exiliada más de una Zamora que se desangró para ella hace años, y que le llevó a conocer a su actual marido que heredó el restaurante Don Quijote y que ahora es el alma máter al igual que Lorena de este complejo en el que se puede desde disfrutar tanto de una comida de cinco tenedores como se puede uno hundir en sus sofás y terrazas habilitadas con todo el protocolo Covid,  pero donde escuchar buena música y tomar un buen combinado es todo un placer. el quijote (16)el quijote (15)

Lorena es tataranieta de la mujer que creó la cofradía de Santa Rita en Villaralbo y mantiene una devoción especial por la Santa, la abogada de los imposibles. Esta mujer que rebosa energía positiva y sobre todo una gran expresividad en sus gestos y miradas da en el clavo con sus recomendaciones y sabe perfectamente detrás de lo que persigue, su objetivo es que siempre vuelvas, y que cuentes lo que hay de bueno en un lugar con 3 comedores y dos terrazas, cada cual más acogedora y abierta a que el disfrute sea el motivo de la vuelta.

Una situación personal de necesidad y petición a la Santa hizo que Mateo, su hijo. con los 8 años que tiene, sea el niño de Santa Rita, y que todos los años se acerque al convento de las monjas de clausura Agustinas que tienen una imagen de la Santa a la que se encomendó Lorena y gracias a su indulgencia tuvo a su Mateo, un joven que promete y que seguro sigue los pasos de sus padres. 

Emprender en cualquier lado es complicado y más cuando se es de Zamora y se echa de menos la tierra. Pero Lorena ideó en la pandemia también otro de los logros de esta especial hacienda en medio de los Arribes, el take away en tiempos de pandemia le llevó a idear un servicio que llamó el "Tupper de mamá" en honor a su madre que falleció en plena pandemia al inicio en la residencia en la que se encontraba. "Hará dos años en abril,  recuerdo siempre sus consejos y cariño", de ahí mi idea del tupper de mamá  algo que ha funcionado de forma genial en esta pandemia, hemos llegado a vender más de 300 tartas y menús para llevar, y eso nos ayudó mucho en ese tiempo complicado. La comida casera para llevar fue un gran aliciente en la zona y muchos se acercaban a buscar aquellas tartas y desayunos que nos llevaron a trabajar cuando la pandemia no nos dejaba salir apenas de casa.

Hemos aprendido mucho de este tiempo de confinamiento pero lo más importante es que estamos vivos y debemos tener claro que no hay tiempo que perder en enfadarse o en mantener posturas negativas, comer es un placer pero vivir es lo único importante.el quijote (17)el quijote (9)el quijote (26)

El Tupper de mamá la idea de Lorena, otra emprendedora zamorana exiliada, triunfó en...
Comentarios