viernes. 23.02.2024
Alfonso Fernández Mañueco tras obtener el triunfo en lo comicios autonómicos del 13 de febrero.
Alfonso Fernández Mañueco tras obtener el triunfo en lo comicios autonómicos del 13 de febrero.

Tras la intensa jornada electoral de este domingo marcada por las sorpresas en forma del descalabro de Ciudadanos y el imparable ascenso de Vox que pasa a convertirse en uno de los candidatos para pactar un Gobierno sólido y la entrada en escena de las formaciones de la España Vaciada dibujan un nuevo y complejo panorama que obligará a las formaciones a hablar y entenderse para tratar de llegar a un acuerdo antes de que se cumpla el plazo máximo para la investidura. 

Si bien los números apuntan claramente a que solo la suma de PP y Vox consigue alcanzar de sobra la mayoría absoluta con 44 procuradores (la mayoría se sitúa en 41), el abismo programático entre amabas formaciones dificultará y mucho las negociaciones. El actual presidente de la Junta, candidato a la reelección y ganador de los comicios, Alfonso Fernández Mañueco, evitó ayer en su discurso hacer mención directa a Vox -que ya veía a Juan García-Gallardo de vicepresidente de la Junta- y aseguró que hablaría con todas las fuerzas políticas. 

Una opción a la que no se cierran especialmente los partidos de la llamada España Vaciada como son Soria ¡Ya! y X Ávila, mientras que Ciudadanos ha expresado desde el primer momento su veto al que fuera su socio de investidura hasta la disolución de las Cortes a finales de 2021. Sólo un pacto PP-PSOE podría suponer una alternativa a la suma de pactos de la derecha, si bien aquí la dificultad que entraña podría ser incluso mayor. 

Ciudadanos descarta un pacto con PP, aunque su ayuda tampoco serviría para alcanzar la mayoría en las Cortes aupado pro el visto bueno de Soria ¡Ya1, X Ávila y UPL que se quedarían en39 procurados, es decir a dos de los necesarios. Más difícil lo tendría la izquierda para dejar a un lado a PP y Vox: la suma de las formaciones de Luis Tudanca y Pablo Fernández en Castilla y León tan sólo le otorgarían 29 procuradores, mientras que lograrían sumar 37 agregando al pacto a Ciudadanos, UPL y las formaciones de la España Vaciada, si bien se quedarían a cuatro procuradores de la mayoría. 

La resaca postelectoral está servida. 

La calculadora de los pactos lo confirma: sólo un acuerdo PP-VOX rebasaría la mayoría...