sábado. 20.04.2024
Fotografía carreteras. Junta de Castilla y León. Imagen de archivo
Fotografía carreteras. Junta de Castilla y León. Imagen de archivo

A partir de las 00:00 horas del 26 de febrero, la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha emitido avisos sobre la llegada de un fenómeno meteorológico adverso en la comunidad de Castilla y León. Ante esta situación, el delegado del Gobierno en la región ha tomado medidas preventivas, activando la fase de Alerta del Protocolo de Vialidad Invernal para coordinar las acciones de los órganos de la Administración General del Estado.

Las zonas más afectadas por estas nevadas se encuentran principalmente en áreas montañosas, donde se esperan acumulaciones considerables de nieve. En la Cordillera Cantábrica, que abarca las provincias de León, Palencia y Burgos, se prevén acumulaciones de hasta 15 centímetros, con una cota de nieve que oscila entre los 1.200 metros y los 800 metros sobre el nivel del mar.

Asimismo, en otras zonas como Ávila, Segovia, Burgos (en su zona Ibérica) y Soria (también en la Ibérica), se esperan acumulaciones menores, de hasta 5 centímetros, pero igualmente significativas para la circulación vial.

El fenómeno de nieve se estima que persistirá durante unas 36 horas, lo que podría afectar la transitabilidad de las carreteras estatales en la región. Por ello, se insta a los conductores a extremar las precauciones y a seguir las indicaciones de las autoridades de tráfico durante este período.

Las autoridades competentes en materia de vialidad y seguridad vial estarán en alerta para gestionar cualquier incidencia que pueda surgir a raíz de estas condiciones meteorológicas extremas. Se recomienda a la población mantenerse informada a través de los canales oficiales y evitar desplazamientos innecesarios mientras dure el episodio de nieve.

Activada la fase de alerta por nevadas en las carreteras de Castilla y León