miércoles. 29.06.2022

Barcones pide extremar la cautela al volante este fin de semana ante la fatiga y falta de visibilidad que pueden originar el calor y la calima

Reunión por videoconferencia con subdelegaciones en Castilla y León, AEMET, Protección Civil, DGT y Tráfico de la Guardia Civil 

También se ha hablado del Programa 2022 de Ayuda alimentaria a las personas más desfavorecidas. El Gobierno de España está distribuyendo en su primera fase en Zamora más de 45.000 kilos de alimentos, por un valor cercano a los 40.000 euros, para su reparto entre 2.000 beneficiarios

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, ha pedido a la ciudadanía que extreme la cautela al volante durante este fin de semana ante la fatiga y falta de visibilidad que puede originar la ola de calor y la calima o presencia de partículas sólidas muy pequeñas en suspensión pero lo suficientemente numerosas para dar al aire un aspecto opaco. Estas son las previsiones para viernes, sábado y domingo de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). 

La delegada celebró ayer una videoconferencia con los subdelegados y subdelegadas en las nueve provincias de Castilla y León, a la que también han asistido los responsables de Protección Civil de la Delegación del Gobierno, Rubén Sande; el delegado de la (AEMET) en Castilla y León, Manuel Mora; la coordinadora regional de la DGT, Inmaculada Matías, y el teniente coronel jefe del sector de Tráfico de la Guardia Civil, Francisco Enrique González Iturralde.

En la reunión se han abordado, entre otros temas, los problemas que puede ocasionar el fenómeno meteorológico de ola de calor y polvo en suspensión que ha anunciado la AEMET para este fin de semana y que tendrá especial incidencia el sábado. 

La delegada del Gobierno ha recordado que en la reunión mantenida el pasado martes con el nuevo delegado territorial de la AEMET (Agencia Española de Meteorología) en Castilla y León, Manuel Mora, “ya nos anunció la posibilidad de alcanzar unas temperaturas de récord histórico, con máximas que podrían alcanzar los 35 grados centígrados y el consiguiente aumento del riesgo de incendio forestales”.

Las previsiones se están cumpliendo y, según Barcones, “estaremos expuestos a los peligros que lleva asociado este tipo de fenómenos meteorológicos para la salud humana y para nuestro entorno, por lo que hay que extremar la cautela y tener en cuenta las recomendaciones que nos hacen desde Tráfico y desde Protección civil”. 

Manuel Mora ha añadido que, así como la concentración de polvo en suspensión no va a alcanzar los niveles del pasado mes de febrero, sino que será mucho más leve, “el riesgo de incendio puede ser alto porque a lo largo del fin de semana va ha haber tormentas secas, con aparato eléctrico”.  

Respecto a las medidas a adoptar en materia de tráfico, Virginia Barcones ha considerado conveniente advertir a los conductores a través de mensajes en los paneles informativos de posible falta de visibilidad, por culpa de la calima, además de insistir en tener en cuenta síntomas de fatiga al volante, que pueden verse incrementada por el exceso de calor. 

“Es conveniente”, según ha explicado la coordinadora regional de Tráfico, Inmaculada Matías, “hacer descansos y ventilar el coche con más frecuencia, beber más líquidos para refrescarse y hacer comidas ligeras. Las temperaturas del interior de los coches es conveniente que estén entre 22 y 24 grados, porque más bajas pueden provocar golpes de calor”.  

Por su parte, el teniente coronel jefe del sector de Tráfico de la Guardia Civil, Francisco Iturralde, ha señalado que el fin de semana en Castilla y León no debería ser especialmente problemático en cuanto a número de desplazamientos, al no estar previstas salidas masivas tras los puentes del primero de mayo, de San Isidro y de San Pedro Regalado, que sí han afectado al número de vehículos en tránsito por la comunidad.   

En materia de Protección Civil, el jefe de este servicio en la Delegación de Gobierno, Rubén Sande, ha recordado que las competencias en materia de extinción de incendios forestales son de la Junta de Castilla y León, pero que cuenta con la colaboración de los medios del Gobierno de España cuando sea necesario.  

AYUDA ALIMENTARIA A LAS PERSONAS MÁS DESFAVORECIDAS 

Otro de los asuntos que se han tratado la reunión ha sido el Programa 2022 de Ayuda alimentaria a las personas más desfavorecidas, cuya primera fase ya se está desarrollando en Castilla y León durante el presente mes de mayo. La siguiente se prevé que comenzará a partir de la segunda mitad de septiembre. 

En Castilla y León, se distribuirán entre los más necesitados en la primera fase 995.673 kilogramos de alimentos por un valor de 877.498 euros.   

Se trata de un programa puesto en marcha por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, a través del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), en el que se repartirán, de forma gratuita, 76,3 millones de kilos/litros de alimentos a nivel nacional, y que ha supuesto la adquisición de alimentos a través de un proceso de licitación pública por una cantidad en torno a 80 millones de euros. 

En esta primera fase los alimentos se encuentran en periodo de reparto en los CAD (Centros de Almacenamiento y Distribución) de Cruz Roja Española y del Banco de Alimentos y ya se ha iniciado la entrega de los mismos a las entidades de reparto, que los harán llegar a los beneficiarios finales: individuos, familias, hogares o grupos que se encuentren en situación de pobreza económica, así como las personas sin hogar y otras personas en situación de especial vulnerabilidad social.  

La cesta de alimentos consta de trece productos de fácil transporte y almacenamiento, poco perecederos, y sobre todo, de carácter básico, variados y nutritivos, y permite preparar comidas para una persona o para una familia con varios miembros, incluidos bebés. La cesta incluye arroz, alubias cocidas, atún en conserva, pasta alimenticia tipo macarrón, tomate frito, galletas, macedonia de verduras, cacao soluble, tarritos infantiles de fruta y de pollo, leche entera UHT y aceite de oliva. 

En Castilla y León, las CAD designadas, que son la Federación Española de Bancos de Alimentos y la Cruz Roja Española, a través de sus 19 centros de almacenamiento y distribución, repartirán los alimentos que reciben del FEGA a las organizaciones asociadas de reparto (OAR). Estos atienden a 43.747 personas necesitadas en situación de dependencia social y/o económica (3,30 % del total Nacional). 

A Zamora le corresponden más de 45.000 kilos de alimentos, por un valor cercano a los 40.000 euros, para su reparto entre 2.000 beneficiarios

En el resto de España, son también estas dos entidades, Federación Española de Bancos de Alimentos y Cruz Roja, las que distribuirán los alimentos entre 1,3 millones de beneficiarios finales a través unas 5.400 organizaciones asociadas de reparto que participan en el programa en toda España. 

Barcones pide extremar la cautela al volante este fin de semana ante la fatiga y falta...
Comentarios