sábado 16/10/21

CCOO "Sacyl afronta la quinta ola en la debilidad más extrema"

CCOO exige que de forma inmediata se pongan en marcha todas las medidas necesarias para proteger la salud de los trabajadores y asegurar la calidad de la atención

atención primaria 1
atención primaria 1

El repunte de la incidencia de coronavirus vuelve a poner en peligro la adecuada asistencia en Atención Primaria y colapsa la puerta de entrada al sistema de salud.

La magnitud en esta quinta ola es imprevisible y, aunque la afectación sea mayor en la población joven y no tanto en las personas mayores, lo cierto es que recaerá y devastará sobre todo a la ya debilitada Atención Primaria, que comienza ya a colapsarse por la sobrecarga de actividad, tanto por el aumento de la incidencia de la enfermedad como por la falta de profesionales en los Centros de Salud.

La Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Castilla y León quiere poner de manifiesto que la falta de profesionales en muchas de las áreas de Salud de la comunidad, con equipos que han perdido en algunos casos hasta el 40% de sus profesionales, junto a la carencia de candidatos en las bolsas de empleo, son factores agravantes para enfrentar esta quinta ola que van a sobrecargar más aún si cabe, a unos profesionales que desde hace meses ya están al límite de sus fuerzas y de nuevo va a dificultar y retrasar el acceso a la asistencia sanitaria no Covid.

Sacyl, habiendo tenido la posibilidad, no ha implementado todas las medidas a su alcance para dar solución a la carencia de profesionales y reforzar nuestro servicio de salud.

El Decreto-Ley 1/2019, de 28 de febrero, sobre medidas urgentes en materia de sanidad, en el Titulo II, artículos 4, 5 y 6, establece las medidas para el reconocimiento e incentivación de los puestos de difícil cobertura en el ámbito de Atención la Primaria, pero la Gerencia Regional de Salud no está dando cumplimiento a esta normativa. No ha puesto en marcha ninguna de las medidas que recoge, favoreciendo con ello la fuga de profesionales a otras comunidades y poniendo en riesgo la asistencia en muchas zonas de nuestra propia comunidad. El desarrollo de este Decreto, aún siendo insuficiente, sería un inicio en la recuperación de profesionales para las zonas más necesitadas.

CCOO sigue apostando por una negociación para incluir puestos y zonas de difícil cobertura, extensión de zonas y de criterios, para consolidar una apuesta clara por la Sanidad de Castilla y León.

De las 368 plazas ofertadas este año para fidelizar Licenciados Especialistas de Atención Primaria y Hospitalaria sólo se cubrieron 61 en su primera fase y, aunque la dirección de Profesionales afirmó que en la segunda fase se cubrieron muchas más y que daría los datos, lo cierto es que pasado más de un mes sigue sin hacerlo. No han podido retener al personal que ha terminado su formación en Castilla y León debido a las bajas retribuciones, la sobreexplotación, las dificultades para el desarrollo profesional y la lentitud en el desarrollo y resolución de procesos selectivos. Las mejoras retributivas, la estabilidad en el empleo y favorecer el desarrollo profesional, paliarían la fuga de nuestros profesionales sanitarios hacia otros territorios o el retorno de los que se fueron.

La falta de transparencia en los datos y el reducido número de rastreadores ha puesto en riesgo la vigilancia epidemiológica afectando gravemente a algunas zonas que se enfrentan a un elevado número de contagios. Para actividades de rastreo se han detraído recursos de la actividad asistencial, generando con ello una mayor sobrecarga para los profesionales.

La oferta de contratos precarios a las enfermeras las ha empujado a marcharse de la comunidad, al tiempo que otras categorías como Fisioterapeutas, Auxiliares Administrativos, Celadores… no se les está sustituyendo pese a tener candidatos en sus bolsas de empleo.

La Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Castilla y León ha denunciado y exigido en numerosas ocasiones en Mesas Sectoriales, Consejos de Salud, medios de comunicación y escritos a la Gerencia Regional de Salud, que pusiese en marcha todas las medidas a su alcance para paliar esta grave situación del servicio de salud y de los profesionales sanitarios, pero la Consejería de Sanidad, más preocupada por recortar nuestra sanidad pública que por reforzarla, ha seguido haciendo oídos sordos a nuestras peticiones.

Comentarios