miércoles 20/10/21

Tras 10 meses de baja por covid-19 sars-2 por fin el alta y la bendición de vivir

Casi un año de baja 70 días en el hospital 40 de ellos boca abajo en la UCI y todo el esfuerzo y sufrimiento con la solución definitiva debajo del brazo, un parte médico de alta que parecía la boleta de la mili tras casi un año de servicio. 

José Manuel se contagió hace 10 meses en una segunda oleada de una pandemia que sigue siendo el motivo de todos los comentarios diarios en informativos y partes. 

jose manuel sin mascarilla
jose manuel sin mascarilla

La Covid-19 sigue entre nosotros y solo la prevención, la vacunación y la concienciación social puede ayudar a que esta lacra del siglo XXI se mantenga a raya sin dejar víctimas. 

Aunque hay otro tipo de víctimas, las que ha dejado "tocados" a los enfermos de sars2 Covid-19 que en muchos casos acaba degenerando en un Covid persistente. 

José Manuel exultante de alegría recogía en este 20 de agosto y en su consulta de atención primaria un alta ansiada tras 10 meses en los que una tercera parte de este tiempo los pasó boca abajo en la UCI del HVC.

Un hombre sano, de profesión veterinario y que nos contó como fue su enfermedad un día en Valorio, un día en una entrevista en la que participamos tres personas que pasamos por el Hospital Virgen de la Concha en diferentes momentos de una pandemia que aún sigue aquí y que ha venido para quedarse.

 

Marcos nuestro cámara fue de los primeros en pasar por ese HVC en el que el cocktail de pastillas era una lotería, el que les escribe pasó otra semana en un hotel en el que los profesionales tenían el mismo miedo que los pacientes a morir. 

José Manuel es un superviviente de una enfermedad que jamás olvidará y de la que ha aprendido mucho. El "vivir intensamente y el poder respirar de forma autónoma es ahora la bendición", los que hemos padecido la enfermedad y hemos pasado por el hospital sabemos muy bien de lo que hablamos, y a cualquier negacionista no le deseamos ni cinco minutos de disnea o de pérdida de olfato o memoria o de cualquiera de los otros 200 síntomas que provoca el maldito virus.  En todo este tiempo Álvaro uno de sus hijos con el que soñaba en la UCI se ha graduado, Elena su mujer ha cumplido años hace poco y seguro que la mejor celebración de este agosto ha sido este alta de su Jose Manuel, un marido lleno de vida por el que muchas veces pidió en sus rezos y plegarias. Hoy es día de enhorabuenas, pero también de mucho cuidarse.

Con más o menos secuelas el hoy, el día a día hay que celebrarlo, disfrutarlo y sentirlo como la maravillosa experiencia de vivir. 

Otros muchos no lo superaron, no vieron la luz, no pudieron vacunarse y sobre todo no vieron el nuevo día otra de las razones por las que luchar.. 

La incertidumbre se mantiene sobre cómo actuará este coronavirus, lo que tenemos claro los que lo hemos sufrido y seguimos sufriendo es que la vida es algo que nos gusta, y que no hay más sentido en el mundo que cuidarse y mantener el cuerpo todo lo sano que se pueda. 

Enhorabuena José Manuel, a ti y a todos los que al menos lo podemos contar.

Celebremos la vida y disfrutemos de los que aún nos quieren. Recordemos eso si con todo nuestro cariño a los que ya no están o no pudieron superarlo y demostremos que seguir adelante con ganas y con alegría de vivir es el sino humano.

Comentarios