domingo. 14.04.2024
Guerra en Ucrania
Guerra en Ucrania

Y tal guerra, como las 2 anteriores, ha comenzado por culpa de los intereses económicos y geoestratégicos de 2 países capitalistas, a saber EEUU y Rusia. 

Por no dejar ningún cabo suelto, recordemos que la 2ª guerra mundial comenzó por el ataque de Alemania e Italia, países capitalistas, a Francia e Inglaterra, que también lo eran, siendo de entrada y lo de menos que el verdadero odio nazifascista lo fuera contra los judeo blocheviques (en lenguaje de Hitler) es decir contra el comunismo. 

Que las batallas bélicas se estén dando, de momento, en un solo país (Ucrania) no debe despistarnos: se trata de la 3ª guerra mundial. 

Primero porque así lo ha declarado la OTAN en su última reunión, donde no solo ha señalado a Rusia como causante del conflicto sino que se ha apuntado con el dedo a China como peligro potencial. 

Pero es que el otro bando (los que no son la OTAN, ni afines)  es elemental que se la tienen jurada al Imperio Estadounidense, porque con la disculpa de implantar la democracia (hace siglos eran las cruzadas, difundir los valores la religión verdadera) han metido la mano (y la bala) allí donde les dio la gana. 

Establecidos los 2 bandos, conviene resaltar, por si hay algún despistado, que la guerra ya es total desde el momento en que la OTAN decidió imponer sanciones económicas de todo tipo a los rusos (no les vendemos cocacolas y no les compramos gas). 

Estamos pues ante la 3ª Guerra Mundial y la vamos perdiendo.  

Ojo, no se alteren. Este "la vamos perdiendo" se refiere tanto a los pueblos de Occidente como a los de Oriente. Tanto a los buenos como a los malos (elija usted el bando que elija). 

Es cierto que gracias al gran valor de los ucranianos solo está muriendo ucranianos, y solo a la gran disciplina de los rusos únicamente están muriendo rusos, y eso hace que aún no notemos que estamos metidos en la guerra y la vamos perdiendo. 

Los de allá y los de acá la vamos perdiendo como ocurrió en todas las guerras, que al margen de quien las ganara las perdieron las gentes. 

Vayamos con el asunto del encarecimiento de los productos básicos para la subsistencia y la vida cotidiana. Es obvio que el bloqueo está causando escasez en Rusia y en nuestros territorios. 

Es de cajón, que obligados aquí, y allí, a fabricar más armas y pagar mayores ejércitos, ese dinero no va salir del bolsillo de los ricos (que son quienes han declarado la guerra) y si de la reducción de servicios sociales (los que sirven a las gentes sencilla, y a esas clases medias que en las guerras caen  donde las clases bajas sin poder asirse a la anhelada clase alta). 

Y ahora, para recordar que ya vamos perdiendo la guerra (en ambos bandos) fijémonos en el cambio climático. 

Que el calentamiento global es un hecho lo han corroborado las altísimas temperaturas en todo el globo durante este verano, fenómeno que unido a sus inmediatas consecuencias, los inmensos incendios forestales, nos advierte de que hay que tomar medidas protectoras de tipo ecológico. 

Pues bien, que estemos inmersos en una guerra mundial va a hacer que nuestros gobiernos decidan, para ganar la guerra al otro, perder el planeta para nosotros.  

Baste un ejemplo. El usar carbón, cosa que había sido descartada por perniciosa, vuelve a ser el pan nuestro de cada día, y la energía nuclear se declara como energía verde.  

Vamos al caos al  paso de la oca, con marchas militares de fondo. Nadie se quiere rendir por no  se que cosa del honor, y mientras las gentes morirán de hambre, frio y balas. Y si se tercia de radioactividad. 

Estamos perdidos. Guerra No. 

 Y si tú quieres que gane uno de los 2 bandos, recapacita, estás pidiendo que siga la guerra hasta que ganen los tuyos, si ganan, y mientras dure esta guerra, el peligro de una confrontación nuclear aumenta y el hundimiento del nivel de vida de todos será inevitable. Y si no, verás. 

Artículo firmado por Paco Molina

El artículo de Paco Molina: Estamos perdiendo la 3ª Guerra Mundial