viernes 17/9/21

Un grupo de WhatsApp para atender las urgencias en Alta Sanabria

Se trata de una idea pionera que sólo se localiza también en Galicia y por la que se pretende agilizar la intervención en caso de un fallo cardiaco en la comarca movilizando a todos los usuarios

Fotografía de archivo WhatsApp
Fotografía de archivo WhatsApp

La comarca de Alta Sanabria se pone a la vanguardia en la atención de urgencias valiéndose para ello de una de las herramientas más en uso en nuestros dispositivos móviles: el WhatsApp. Así, siguiendo la idea pionera surgida en Galicia en 2017, expertos en TES y vecinos de todo el mapa comarcal se han unido en un grupo con el objetivo de acelerar el tiempo de respuesta ante una posible por ataque o fallo cardiaco.

El grupo, compuesto por 38 habitantes de diferentes pueblos de la comarca, busca aprovechar al máximo la formación impartida por la propia Mancomunidad Alta Sanabria -formada por cuatro Ayuntamientos (Hermisende, Lubián, Pías y Porto) y con un total de 15 localidades- en materia de RCP y primeros auxilios. De esta manera, todos los integrantes de los cursos (la mayoría gerocultores y también educadores) y formadores conforman un grupo que tiene como principal objetivo avisar de cualquier tipo de urgencia y movilizar a los expertos que se encuentren más próximos al punto de la incidencia para actuar a la mayor brevedad posible.

Los formadores del curso, con el técnico experto y TES instructor José Manuel Vega a la cabeza, son los encargados de canalizar toda la información que pasa por el grupo y que pretende además servir como plataforma de actualización de información y prácticas de actuación, continuando así con la formación práctica impartida pero ya a través del soporte online.

José Manuel Vega durante uno de los cursos de formación

Los cursos impartidos hasta el momento por la Mancomunidad han consistido en clases teórico-prácticas sobre técnicas de reanimación Cardiopulmonar y uso de la desfibrilación bajo el título “Soporte Vital Básico y Desfibrilación Semiautomática”. En total, ocho horas de formación repartidas en un total de seis cursos -y a los que se unirán próximamente nuevas ediciones procedentes del convenio entre Cruz Roja y la Diputación de Zamora en Pías y Hermisende- para que los usuarios conozcan el correcto uso de los 14 desfibriladores -adquiridos por la Mancomunidad- que ya cuelgan repartidos por las calles de prácticamente todos municipios de la zona.  Un equipo que ha permitido que la comarca sea ya espacio cardioprotegido. 

“La idea es que si hay una emergencia en uno de los pueblos se pueda comunicar a través del grupo y si hay alguien cercano a ese punto que se pueda acercar hasta que lleguen los sanitarios”, explica José Manuel. Una ayuda vital especialmente de cara al final del verano, cuando la comarca vuelve a vaciarse tras el fin de las vacaciones, momento en el que la dispersión geográfica complica sobremanera una actuación rápida, clave para la supervivencia en caso de un fallo cardiaco.

Durante uno de los cursos de formación

En todo caso, José Manuel recalca la importancia de que, actúe quien actúe en la emergencia, es prioritario avisar al Centro de Emergencias de Castilla y León 1-1-2 para que dé el aviso al equipo de emergencias más cercano y a la vez pueda guiar a las personas que auxilien a la víctima haciendo uso de los desfibriladores que están perfectamente señalizados y resguardados en cajas en la vía pública.

Aunque por el momento el grupo se compone exclusivamente de vecinos de la comarca que han recibido la formación reglada gracias a la Mancomunidad, el grupo se abre a recibir a cualquier persona que tenga la formación pertinente, siempre y cuando resida o viaje de forma habitual a la comarca.

Comentarios