sábado 23/10/21

Un 23% de las pymes de Castilla y León apenas usan internet

Esa es la principal conclusión del informe "La Sociedad Digital en España 2020-2021: El año en que todo cambió", editado por Fundación Telefónica

El sector empresarial de Castilla y León no ha experimentado crecimientos tan espectaculares como en el caso de la ciudadanía en el uso de herramienta digitales durante la pandemia, aunque las tecnologías digitales siguen incrementando su presencia.

Esa es la principal conclusión del informe La Sociedad Digital en España 2020-2021: El año en que todo cambió, editado por Fundación Telefónica, que recoge los indicadores sociales más relevantes que conforman el panorama de la sociedad digital en España y en sus distintas Comunidades Autónomas.

El informe también pone de relieve que el crecimiento de los usos digitales en las empresas experimenta un comportamiento diferente conforme a su tamaño. Así, en el caso de las microempresas regionales (las de menos de 10 personas empleadas), el 77,4% disponen de conexión a internet, 5,6 puntos más que en 2019, por debajo de la media nacional, aunque acercándose (78,2 %).

Del resto de los indicadores, destaca el aumento de las que utilizan los Redes Sociales (36,1% en 2020, frente al 29,8% en 2019) y, sobre todo, las que han implementado algún sistema de seguridad (67,5% en 2020 frente al 52,9 % en 2019). Las microempresas que utilizan su conexión a internet para interactuar con las Administraciones apenas han variado, y se sitúan en el 73,4%.

Entre las empresas de 10 o más personas empleadas, el 99% disponen de conexión a internet, 1,1 puntos más que en 2019. En este indicador, Castilla y León se sitúa entre las regiones españolas líderes, superando la media nacional, que alcanza el 98,2%. La transición hacia tecnologías de conexión que ofrecen mayores velocidades sigue en marcha. En 2020, el 67,6% de las empresas con banda ancha fija contaban con conexiones por redes de fibra óptica, 6,3 puntos superior al de 2019. Por el contrario, el porcentaje de empresas con banda ancha fija que se conectaban mediante

El uso de la página web como herramienta comercial y de promoción pierde peso entre las compañías castellanas y leonesas. Mientras que en 2019 el 79,1% de las empresas con conexión a internet disponían de este servicio, en 2020 el porcentaje cae al 73,2%. Esta caída se compensa con el fuerte incremento de empresas que han utilizado los medios sociales con fines empresariales (+13,4 puntos porcentuales), que se sitúan en el 61,3 % de aquellas que cuentan con conexión a internet.

Las empresas de Castilla y León se encuentran entre las que más usan la firma electrónica en sus comunicaciones con clientes y con la Administración, y superan la media nacional. El 85,2 % hacen uso de esta herramienta, 4 puntos más que en 2019. Mientras que el 28,5 % de estas empresas utilizan la firma digital para relacionarse con sus clientes o proveedores, el 99,4 % la emplean en sus comunicaciones con la Administración.

En este último aspecto (uso de la Administración electrónica)no se han producido avances relevantes en 2020. El porcentaje de empresas con conexión a internet que interactúan con la Administración a través de dicha conexión ha aumentado 1,1 puntos hasta el 93 %. De esta forma, Castilla y León supera a la media nacional, situada en el 92,5%.

El último indicador que crece de forma relevante entre las empresas castellanas y leonesas es el porcentaje de las que disponen de alguna medida de seguridad TIC, que pasa del 90,3% en 2019 al 98 % en 2020.

Del 5% al 34% de personas teletrabajando

La COVID-19 ha hecho que las compañías den un impulso por subirse al cloud, casi una tercera parte del tejido productivo hace uso de algún tipo de servicios en la nube; el teletrabajo ha venido para quedarse y se han automatizado algunos procesos corporativos. Cuando se desató la crisis sanitaria, el porcentaje de trabajadores impulsado a teletrabajar pasó del 5% al 34% de la noche a la mañana y, a pesar de lo inesperado, solo un 23,8% de los usuarios del teletrabajo declaró haber experimentado alguna dificultad al realizar una labor desde casa. El 66% de las empresas españolas opina que el trabajo en remoto ha mejorado la productividad corporativa.

A pesar de la importancia de las competencias tecnológicas cada vez hay más expertos que destacan el papel relevante que van a adquirir las soft skills, aquellas relacionadas con la personalidad y no tanto con los conocimientos técnicos. El perfil del profesional del siglo XXI deberá combinar las competencias digitales con habilidades asociadas al carácter humano y a las formas de relacionarnos y comunicarnos con los demás

Para más información. Descarga gratis el informe: Sociedad de la información | Fundación Telefónica España (fundaciontelefonica.com)

Comentarios