miércoles. 17.04.2024
Concentración contra energías renovables en Zamora. Foto de archivo
Concentración contra energías renovables en Zamora. Foto de archivo

Desde el anuncio de la manifestación convocada para el 16 de octubre en Madrid, las adhesiones de asociaciones y plataformas ciudadanas, no han dejado de crecer en ALIENTE. Zamora también se unirá con varios colectivos que viajarán a la capital de España para visibilizar el malestar por los macroproyectos eólicos en varios puntos de la provincia.

La Alianza Energía y Territorio, que ya representa a 165 colectivos, hará oír su propuesta de un modelo distribuido de renovables basado en el ahorro y la eficiencia energética, que priorice el autoconsumo y las comunidades energéticas, para que las ventajas de estas nuevas tecnologías beneficien directamente a la población, reduciendo la factura de la luz. 

ALIENTE reivindica que la transición energética no se limite a reemplazar los combustibles fósiles por fuentes de generación renovables, como pretende el actual modelo centralizado, sino que se aproveche la oportunidad histórica que ofrecen estas nuevas tecnologías para optimizar todo el sistema, reduciendo el impacto en el medio ambiente y evitando que la inversión de miles de millones de euros, procedentes de fondos europeos, sirva únicamente para aumentar los beneficios de las grandes empresas del sector, que siguen disparando los precios de lo que debería ser un bien común, al alcance de todos los hogares. 

Además de numerosas personalidades del entorno de la conservación de la naturaleza y la defensa de los territorios, representantes del mundo del arte y la cultura se suman también las voces de la España despoblada, donde las instalaciones fotovoltaicas y eólicas a gran escala, con sus líneas de transporte asociadas, se ven como una nueva amenaza, que lejos de generar empleo y desarrollo local, convierte grandes extensiones de suelo rústico productivo en lo que ya se han dado en llamar “zonas de sacrificio”.

La excusa para justificar esa agresión es la lucha contra el cambio climático, pero se evita medir las consecuencias reales de la devastación ocasionada en áreas de alto valor ecológico, agrícola, paisajístico, social y cultural, con el impacto que supone en sectores respetuosos con estos entornos y en los que están sus verdaderas oportunidades de futuro. 

Durante los próximos días ALIENTE difundirá una campaña con testimonios en formato video, en los que algunos referentes sociales ligados a la conservación del medio ambiente y la sostenibilidad invitan a participar en la manifestación por una transición energética que beneficie a las personas y la biodiversidad, frente al actual modelo centralizado y sus múltiples impactos negativos en los territorios. 

El objetivo de la manifestación del 16-O es visibilizar la necesidad de una transición energética que priorice los beneficios para las personas y exigir una moratoria para la tramitación de expedientes en todas las administraciones implicadas, que permita la revisión completa del modelo energético, con criterio científico, medioambiental y social, para enfrentar el cambio climático pensando de verdad en el futuro de la vida en el planeta y no en su rentabilidad económica. 

Zamora se une a la manifestación en Madrid contra la "invasión" de proyectos de...