sábado 28/5/22

La solidaridad en la provincia con Ucrania, Fermoselle y Acción Norte un tándem perfecto

La llegada de dos familias a Fermoselle está siendo un verdadero éxtasis de solidaridad y de acción compartida por todos los que aprietan sus cinturones y abren el corazón a los nuevos vecinos de la localidad follaca.
Acción norte fermoselle MAr, jose luis y bárbara, Vladi, Inna y los niños
Acción norte fermoselle MAr, jose luis y bárbara, Vladi, Inna y los niños

Una familia de siete miembros, un padre y una madre, con sus cinco hijos, además de otra de tres, una madre con sus dos pequeños, ha recabado en la localidad despertando un halo de ayuda sin condiciones más que especial.

Gracias al ángel de la guarda y mayor impulsora de todo el movimiento de Acción Norte en Fermoselle la organización ha sido perfecta. Mar ha vuelto a organizar junto con decenas de vecinos una ayuda que coordinada y en verdadera comunión con los voluntarios de la ONG está dando ya resultados más que satisfactorios. 

Dos familias han cedido sus casas y hay otras muchas que están ya comunicando su intención de hacer lo mismo al alcalde y al equipo de gobierno, que se ve desbordado por tantas muestras de cariño y ayuda. Pero no solo parten de la cesión de casas, sino también de los traslados de las familias a Zamora para realizar cualquier trámite de documentación o al centro de salud de Bermillo. El taxista no ha cobrado sus viajes a Zamora, desde la panadería de los Díez el pan y las magdalenas no faltan para el desayuno. En el Covirán y en las demás tiendas y supermercados de toda la localidad, hay una cuenta vecinal que cubre los gastos de comida de estas dos familias que agradecen sobremanera la ayuda, puesto que llegaron con una maleta y lo poco que pudieron sacar de Kiev o de Jarcóv, en una huida complicada dejando atrás a familias, maridos y hermanos, padres y casa.

También se ha ofrecido trabajo a los nuevos habitantes de la villa y no se cierra la puerta a nuevas llegadas.

Una localidad que tiene una gran diversidad étnica, puesto que a parte de los ya asentados, daneses, uruguayos, franceses o albaneses y afganos, también hay ya un buen colectivo ucraniano. La solidaridad del pueblo follaco no tiene límite y querer es poder, quizá esta sea la forma de que nuestros pueblos dejen de ser un problema de España Vaciada y se conviertan en los nuevos pobladores de un mundo que ha de pasar más a la acción solidaria sin esperar nada de gobiernos y políticos que nada hacen ni facilitan, de macro organizaciones que basan sus apoyos en negocios estatales y en subvenciones por programas, la acción es necesaria, la de todos pero lo importante es ser rápido y efectivo, así es la gente de ACCIÓN NORTE y la de Fermoselle, un problema con una casa, pues salen 3 a elegir y cada cual más digna y con más vecinos dispuestos a ayudar.

El Ayuntamiento también se ha mojado en la situación ofreciendo el pago de recibos en un fondo solidario y de contingencia que todos los ayuntamiento tienen aunque más de uno se niegue a verlo. Que Dios, Alá, Buda o los dioses del olimpo les bendigan, gracias en nombre de todos y por supuesto de la ONG Acción Norte que seguirá apoyando a los refugiados en los mismos lugares donde se produzcan y procuraremos que la dignidad del ser humano se mantenga allá donde esté el conflicto y la necesidad. Para esta labor hemos contado también con otro refugiado ucraniano-cubano, Nelson, un hombre que rebosa solidaridad y que vive en Villaralbo junto con otros 24 refugiados ucranianos con otros 11 niños y niñas que también dan alegría y futuro a la localidad.

Fermoselle por tanto en orden, cambiada Elena y sus hijos de una casa que no merecía a estos inquilinos, con la ayuda de Jose Luis Donalson nuestro ACCIÓN Norte destacado en Muga junto con su mujer Bárbara. Vladick, el peque de dos años y medio ya se encuentra bien aunque tiene que ir a que le quiten los puntos de su ceja ya que se cayó ( cosas de niños)  y se dió una galleta en su ceja izquierda. La familia está ya en una nueva casa cedida por los ilustres y longevos panaderos. Los Diaz, ya tienen aceite y PAN de por vida para estas personas que confiesan ya son de la familia. Viven al lado del consultorio y de la farmacia, tienen WiFi cedido por la vecina que también cuidará de ellos en lo que sea necesario. Puente Robles se ofreció también y no les faltará carne ni embutido. El sevillano y su mujer rumana, junto con sus hijos no dejan de visitarles a diario, y eso reconforta según palabras de ambas familias. Salir a jugar es fácil y ahora Fermoselle tiene otros siete niños con los que pensar en que el futuro será complicado pero menos, la apuesta por los niños es la apuesta por el futuro no lo duden.

Los wiffis funcionando en Fermoselle aunque las casas de piedra son complicadas para que lleguen las señales, las comunicaciones para ellos son primordiales, han de tener hilo directo con lo que pasa en su país y en sus familias que siguen en zona de guerra.

La solidaridad en la provincia con Ucrania, Fermoselle y Acción Norte un tándem perfecto
Comentarios