miércoles. 21.02.2024
Mosaico en la zona del embalse de Almendra, en el término de Carbellino
Mosaico en la zona del embalse de Almendra, en el término de Carbellino

En los últimos compases del otoño, el nivel de reservas de agua mantiene su curva descendente inversa a una época de habituales lluvias y en el que las primeras heladas se traducen también en un aumento del caudal de los ríos y embalses. 

No es el caso de las presas de la provincia que en la última semana han caído un 2,9%, el equivalente a 52 hectómetros cúbicos de agua hasta un total de 1.114 hm3. A día de hoy, el nivel de reservas se sitúa al 63,04%, más de seis puntos por encima del nivel medio de la cuenca del Duero que se mantiene en el 56,6%. 

Con todo, la situación en la cuenca del Duero es levemente mejor, ya que ha ganado en los últimos días cuatro décimas hasta los 4.303 hectómetros cúbicos de agua. Un nivel que supone un 38,5% superior al que se marcó en esta época del año en 2022 y un 10,4% superior a la media de la última década. 

Por embalses, Cernadilla, Ricobayo y Almendra pierden agua frente a Villalcampo y Valparaíso que suman entre 1,5 y medio punto porcentual. El que presenta un menor caudal es el de Almendra, fronterizo entre las provincias de Zamora y Salamanca, con un 50,4% de capacidad y que en la última semana ha perdido 16 hm3 de agua. precisamente, la semana pasada en la presa se efectuó un desembalse puntual que ha servido para aumentar el caudal del Tormes y preservar las especies acuáticas.

En el caso de Ricobayo, el nivel del agua se sitúa al 55,2% de su capacidad tras perder casi tres puntos y medio de agua en la última semana, mientras que Cernadilla, al 66,8% ha perdido un 6,6% que se traduce en 17 hm3. Villalcampo mantiene el mayor nivel de reservas al 93,9% seguida de Valparaíso (89,9%). 

Los embalses de la provincia se mantiene seis puntos por encima de la reserva media en...