jueves 2/12/21
Austria
Austria

Austria continúa en plena lucha contra el Covid-19. A pesar de las múltiples restricciones que afecta en su mayor parte a la población no vacunada, el alza de los contagios y del número de ingresados en los hospitales ha obligado al Gobierno del país a imponer el primer confinamiento en lo que va de año a toda la población en general. 

Lo hace en un momento en el que varios países europeos comienzan a blindarse ante el aumento de la incidencia con nuevas olas de Covid. Por el momento, el confinamiento en Austria -que arrancará el lunes- se mantendrá por 20 días con al esperanza de que de tiempo a que mejoren los datos y se pueda regresar a una relativa normalidad. En todo caso, Austria es uno de los países con la tasa más baja de vacunación, un dato que pretenden corregir obligando a recibir la vacuna si no quieren quedarse en casa "sine die". 

Por ello, el Ejecutivo ha anunciado una campaña obligatoria de vacunación contra la Covid-19 que arrancará el próximo mes de febrero. Se trata del primer país en imponer la administración del suero. En caso de negarse, los ciudadanos se podrían enfrentar a duras sanciones administrativas, aunque no se han precisado por el momento. 

El canciller Alexander Schallenberg ha mostrado su pesar por no lograr convencer a la población a recibir el suero de la vacuna contra la Covid: "A pesar de meses de persuasión, a pesar de todas las campañas en los medios de comunicación, a pesar de todo, no hemos podido convencer a todos de que se vacunen".

Regresan los confinamientos a Europa: los austríacos, los primeros en quedarse en casa
Comentarios