lunes 17/1/22
Miranda do Douro
Miranda do Douro

El incremento de contagios y hospitalizaciones ha llevado al Gobierno de Portugal a endurecer las restricciones hasta el punto de que habrá una semana de confinamiento tras las fiestas navideñas.

A partir del próximo mes de diciembre será obligatorio presentar el certificado de vacunación o una prueba negativa para entrar en los restaurantes, alojamientos turísticos, eventos con entradas numeradas y  gimnasios.

También se impone la obligatoriedad de un test negativo para acceder a los locales de ocio nocturno, para hacer visitas en las residencias y en los hospitales y para entrar al país por vía aérea, incluso para las personas que ya estén vacunadas con la pauta completa.

El 1 de diciembre Portugal entrará en estado de calamidad, el nivel máximo de alerta que puede decretar el Gobierno sin pasar por el Parlamento. Con esta medida se obliga a utilizar mascarillas en espacios cerrados y se impone una semana de confinamiento del 2 al 9 de enero. El teletrabajo será obligatorio, las discotecas cerrarán y se aplazará la vuelta a los colegios hasta el día 10 de diciembre.

Portugal se "cierra" del 2 al 9 de enero ante el aumento de contagios
Comentarios