miércoles. 29.05.2024
Talón bebé. Fotografía de archivo
Talón bebé. Fotografía de archivo

La cartera común de servicios ampliará a lo largo del año a 18 los cribados neonatales para detectar enfermedades congénitas en recién nacidos, conocidos como prueba de talón. El aumento de la cartera de enfermedades detectables en el cribado neonatal pasará a establecerse ya durante el primer trimestre de 2025 en los 23, tal y como han anunciado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Sanidad, Mónica García. 

Esta prueba, consistente en un análisis de sangre realizado entre las primeras 48 y 72 horas de vida que pretende diagnosticar enfermedades metabólicas congénitas, cubre en la actualidad cubre 7 cribados, si bien hay comunidades que contemplan hasta una cuarentena en sus programas regionales de salud. 

Por el momento, "en las próximas semanas" se incorporarán cuatro nuevos cribados que permitirán detectar el déficit de biotinidasa, la enfermedad de la orina con olor a jarabe de arce, homocistinuria e hiperplasia suprarrenal congénita. Estas se añadirán a las que ya se realizan a día de hoy como son el hipotiroidismo congénito, fenilcetonuria, fibrosis quística, deficiencia de acil-coenzima A-deshidrogenasa de cadena media, deficiencia de 3-hidroxi-acil-coenzima A-deshidrogenasa de cadena larga, acidemia glutárica tipo I y anemia falciforme. 

Cabe recordar que el Ministerio de Sanidad ya alcanzó a inicios de año la incorporación de dos nuevos cribados neonatales para cardiopatías congénitas y tirosinemia.

"Queremos que la cartera básica sea unánime y que todos los niños y padres tengan la certeza de que van a poder diagnosticar precozmente una serie de enfermedades que tienen solución antes de que se vayan desarrollando", ha precisado la ministra. En la misma línea, Sánchez ha asegura que "el objetivo es mejorar el bienestar de nuestra población, hacer más sostenible el sistema y homogeneizar esta prestación en el conjunto del país, para que la salud de los españoles y españolas no dependa ni de su código postal, ni de sus ingresos". 

En el caso de Castilla y León se practican más cribados que los obligatorios, si bien es de las CCAA que menos enfermedades detectables contempla, un total de nueve, los mismos que Navarra y tan sólo por delante de Asturias, Cantabria, Comunidad Valenciana, Baleares y Canarias, cuyas pruebas se limitan a las siete obligatorias. Un contraste frente a las 40 pruebas que se realizan en recién nacidos en Murcia y la ciudad autónoma de Melilla. 

De esta manera, se corrige la cartera heredada de solo test para siete enfermedades, así como la desigualdad y falta de equidad en el cribado neonatal entre comunidades autónomas.

El Gobierno ampliará de 7 a 18 la cartera de enfermedades que se pueden detectar en...