miércoles. 19.06.2024
Agua fría. Fotografía de archivo
Agua fría. Fotografía de archivo

Una encuesta realizada por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) revela que el 41% de los españoles consume habitualmente agua mineral envasada en su hogar, con la Comunidad Valenciana y Cataluña liderando la lista con un 70% y un 66% respectivamente. La principal razón detrás de esta preferencia es el sabor del agua del grifo, que varía significativamente según la región.

Según los resultados de la encuesta, el precio es un factor determinante en la elección del agua envasada para el 67% de los encuestados, mientras que para el resto lo es el manantial o la marca. Esta preferencia por el agua envasada también está influenciada por las grandes diferencias de precio entre las marcas, que van desde los 0,13 €/litro de Fontecabras hasta los 6,67 €/litro de Cazorla Flor.

Las ciudades andaluzas de Sevilla y Málaga destacan como las más económicas para comprar agua envasada, con un precio medio de alrededor de 0,98 €/litro, mientras que Valencia y Madrid son las más caras, con precios que rondan los 1,18 €/litro y 1,16 €/litro respectivamente.

La OCU advierte que una familia de cuatro personas que consuma habitualmente agua mineral embotellada puede llegar a gastar hasta 496 €/año, frente a los 5,25 €/año que costaría consumir agua del grifo. Esta diferencia de precio, casi 100 veces mayor, hace que la opción del agua embotellada sea mucho más costosa a largo plazo.

El 41% de los españoles bebe agua mineral embotellada