miércoles 1/12/21

Cada vez son más los compradores que piden esta garantía en sus compras. Para aquellas personas que no lo sepan, el sello "halal" es un distintivo que contienen algunos productos de todo tipo y que certifica que han sido fabricados de acuerdo con los preceptos que marca la religión islámica. De hecho, este mercado de productos "halal" cada día tiene más beneficios a nivel mundial, algo que no debería sorprendernos si tenemos en cuenta que cada vez son más los sectores del comercio que se unen a esta nueva demanda de los consumidores.

Una demanda que, como no podía ser de otra manera, también ha llegado a los productos eróticos que podemos adquirir en un sex shop. No obstante, y a pesar de que la mayoría de los clientes de los sex shop suele comprar vibradores, consoladores así como todo tipo de productos estimulantes con los que jugar con uno mismo, dado que el islam prohíbe la masturbación, los nuevos productos eróticos "halal" abarcan un catálogo mucho menos amplio, donde destacan especialmente los preservativos, los afrodisíacos, los aceites para masajes y las cremas estimulantes.

Sin duda alguna, se trata de un tema bastante controvertido y que dará mucho que hablar en los próximos meses, tal y como bien saben empresas como Vivesexshoponline.com, uno de los sex shops de referencia en nuestro país, especializado en la venta online de todo tipo de productos (y donde sin duda alguna destacan todas las novedades del sector) y que ya ve con ilusión esta nueva etapa donde los desafíos serán una constante y donde la innovación será lo que marque, más que nunca, a este sector.

Las ventajas de los sex shops online
Siguiendo con el tema de los productos eróticos "halal" y de los sex shops online, como Vivesexshoponline, no podíamos dejar de mencionar algunos aspectos importantes de este tipo de comercios y que sin duda alguna van a suponer una gran ventaja para todos aquellos musulmanes que quieran disfrutar del sexo sin dejar de lado los preceptos que marca su religión. En ese sentido, y como ya hemos comentado antes, a pesar de que hay muchos productos de los sex shops que no están permitidos en el Islam (no debemos olvidarnos de que ni la masturbación, ni el sexo oral ni, por supuesto, el sexo anal están permitidos, por el contrario, son un gran pecado), cada vez son más las personas musulmanas que quieren mejorar sus relaciones sexuales con todo tipo de complementos. Por ejemplo, la lencería erótica, los geles y aceites con los que poder dar masajes como parte de los juegos previos, los corpiños, etc. son algunos de los productos que sí que cuentan con el sello "halal" y que sin duda alguna marcarán la diferencia en una relación sexual, especialmente cuando buscamos salir de la monotonía, algo que afecta a todas las parejas del mundo, independientemente de su religión, y que puede poner en peligro cualquier relación en pareja de no ponerle solución a tiempo.

Por otro lado, y en segundo lugar, otra de las ventajas que nos encontramos con los sex shops online es la discreción de la que disfrutaremos en todo momento, especialmente a la hora de recibir nuestro pedido en casa, con el anonimato que muchas personas buscan y que sin duda es otro requisito que bien podría llevar ese sello "halal". Al fin y al cabo, la práctica de sexo es algo íntimo, en pareja, que ocurre entre dos personas y que todavía tiene poca aceptación y libertad desde un punto de vista social y religioso, a pesar de que la situación está cambiando a pasos agigantados, como bien representa el caso del que estamos hablando.

Por último, y en tercer lugar, no podíamos dejar de hablar de una ventaja que también suele tener muy buena acogida por parte de los clientes y que vemos en tiendas como Vivesexshoponline: la información personalizada y la atención que recibiremos de parte de los profesionales que trabajan en ellas. De esta manera, tanto si tenemos dudas sobre cómo usar los productos que nos encontraremos en el catálogo como si queremos profundizar algo más en cuestiones de sexología (donde nosotros marquemos el límite de acuerdo con nuestras creencias y nuestra forma de vida), tendremos la seguridad de poder contar con personal cualificado, formado por personal sanitario que está especializado en enfermería familiar así como en cuestiones relacionadas con la salud sexual y el bienestar emocional y en pareja que sabrán solucionar nuestras dudas. Si a todo esto le sumamos la calidad de los productos, los precios competitivos (con numerosas ofertas que no encontraremos en otros canales de venta) y la seguridad que rodea al cliente en todo el proceso de compra, ya no tendremos motivos para no disfrutar al máximo del sexo con nuestra pareja.

Los productos halal y los sex shop
Comentarios