lunes. 27.06.2022

La Junta prevé acometer actuaciones en de modernización sobre 2.300 kilómetros y de refuerzo en otros 8.800 kilómetros

Además se acometerá la construcción de un puente en la ZA-512 sobre el río Valderaduey

La Consejería impulsará un nuevo Plan de Carreteras 2023-2034, en el que se recojan todas las necesidades que la red autonómica precisa

camión N-122
camión N-122

La consejera de Movilidad y Transformación Digital, María González Corral, ha comparecido hoy en las Cortes para detallar su programa para la XI Legislatura, con el objetivo primordial de impulsar la modernización, innovación y mejora de las conexiones terrestres y digitales, como garantía de desarrollo y competitividad de los ciudadanos y empresas de Castilla y León.

En la misma línea que el presidente de la Junta de Castilla y León en su discurso de investidura, la consejera ha incidido de forma especial en la política de mano tendida, colaboración y escucha activa, como clave para saber aprovechar las oportunidades de futuro para lograr desarrollar unas mejores infraestructuras de comunicaciones y transporte, poniendo las innovaciones tecnológicas al servicio de los castellanos y leoneses.

En el apartado de Carreteras e Infraestructuras, la Consejería tiene como objetivo asegurar la conectividad del territorio como garantía de calidad de vida y competitividad para todos los ciudadanos y empresas, independientemente de donde decidan residir o ubicarse. Así lo ha manifestado González Corral, recordando que este departamento deberá gestionar la mayor red autonómica de todo el país, compuesta por 11.544 kilómetros, lo que se traduce en el 16% del total nacional.

La Consejería impulsará un nuevo Plan de Carreteras 2023-2034, en el que se recojan todas las necesidades que la red autonómica precisa y que, complementando aquellas iniciativas que deban acometerse por el Ministerio, contemplará un total de cinco líneas: mantenimiento y conservaciónmodernizaciónnuevas actuaciones, seguridad vial y digitalización e innovación.

La primera de ellas, mantenimiento y conservación, será una prioridad, por ser el servicio básico para favorecer la movilidad, contemplando las labores ordinarias para el refuerzo y renovación del firme, asegurando unas adecuadas condiciones de vialidad y seguridad. El Plan parte con una Red Básica (2.593 km.) totalmente modernizada; en el caso de la Red Complementaria Preferente (4.493 km.), la modernización alcanza el 80% y con la ejecución del Plan llegará al 100%; y la Red Complementaria Local (4.229 km.), que requiere una especial consideración por sus características.

En lo que respecta a la modernización, que implica el acondicionamiento y mejora de los trazados, así como el ensanche de todas las calzadas hasta los 6 metros de longitud, el Plan contempla más de 200 actuaciones de modernización sobre 2.300 kilómetros y 800 de refuerzo, en otros 8.800 kilómetros. En este caso, hay que destacar que, durante la presente legislatura, se iniciará la ejecución de proyectos valorados en más de 76 millones de euros, entre los que se incluyen las vías CL-631, CL-612, CL-627, CL-607, CL-605, CL-601, SO-630, SO-P-1123 y VA-223, que arrancarán este mismo año.

Además de mantener y reforzar las vías ya existentes, el documento recoge nuevas actuaciones asociadas al aumento de capacidad, mejora de accesos a ciudades y creación de tramos de carretera y variantes, siempre siguiendo criterios de eficacia, sostenibilidad, Intensidad Media Diaria (IMD) o siniestralidad.

Dentro de estos proyectos se encuentran los desdoblamientos de calzada (CL-601 entre Segovia y La Granja y CL-505); la creación de varios puntos ‘2+1’(CL-510 entre Salamanca y Alba de Tormes y CL-629); nuevos tramos de carretera (unión entre N-623 y la CL-629; conexión de la BU-950 con la N-122;y el entronque de la S0-920 con la A-11 en el Burgo de Osma); variantes de población (Salas de los Infantes; La Robla; Yanguas y la finalización de la de Guardo) y puentes (LE-213 y N-625, VA-113 en Cabezón de Pisuerga, y ZA-512 sobre el río Valderaduey).

La seguridad vial prestará especial atención a aquellos puntos en los que se haya detectado o pueda surgir algún tipo de problema (intersecciones, glorietas, accesos, travesías, etc.), así como al estudio del estado en el que se encuentran los puentes identificados en la Red Autonómica de Carreteras, que ascienden a más de 3.000.

Digitalización e innovación

Bajo el paraguas de la digitalización e innovación, la Consejería desarrollará propuestas tan novedosas, como la instalación de señalización inteligente en aquellos tramos con alto riesgo de accidentes por choques con animales. Se trata de un proyecto elaborado en colaboración con la Universidad de Salamanca para predecir el paso de fauna en función de varios parámetros establecidos. Además, se prevé la instalación de estaciones meteorológicas que aporten información y datos en tiempo real sobre la climatología o la instalación de sensores en los silos de fundentes, para conocer la ocupación de los mismos de forma telemática, permitiendo una mejor gestión de materiales imprescindibles para la vialidad invernal.

Por otro lado, refiriéndose al control del grado de cumplimiento del Estado con aquellos compromisos de carácter prioritario para Castilla y León que aún quedan por materializar, González Corral ha asegurado que la Consejería se mostrará reivindicativa durante su mandato. Entre estos compromisos, ha destacado la finalización de la A-11, Autovía del Duero; la A-12 del Camino de Santiago; la A-15, de salida hacia Navarra; la A-40, en la unión de Ávila con Maqueda; la A-60, de Valladolid a León; la A-73, de Aguilar de Campoo a Burgos o la A-76, Ponferrada-Orense. Asimismo, ha insistido en la necesidad de lograr “una financiación autonómica justa, que nos garantice poder afrontar los costes reales de la prestación de los servicios que los ciudadanos y empresas reclaman”.

González Corral se ha referido también a la aportación de los Fondos Europeos correspondientes a la convocatoria Next Generation, a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. A este respecto, ha lamentado que el Gobierno sólo ha dado acceso a la Consejería a una única línea de ayuda, que no incluye inversiones en carreteras como actuaciones financiables. Se trata del ‘Plan de Choque de Movilidad Sostenible, Segura y Conectada en Entornos Urbanos y Metropolitanos’ para la intervención en pistas ciclistas en municipios de más de 50.000 habitantes que, en su conjunto, supondrá una inversión de 15,7 millones de euros y permitirán la conexión mediante carriles-bici de las ciudades de Ávila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Valladolid y Zamora, con sus respectivos alfoces.

La Junta prevé acometer actuaciones en de modernización sobre 2.300 kilómetros y de...
Comentarios