sábado. 26.11.2022

La Junta dispondrá de un presupuesto de 1.523 millones de euros con vocación inversora para el apoyo de un modelo productivo moderno y de vanguardia en el medio rural

Un presupuesto inversor con 433,6 millones de euros para potenciar el desarrollo, el impulso y la defensa del campo, con un incremento de 79,6 millones

Apuesta por el uso de las nuevas tecnologías, gestión cercana, simplificada y la investigación e innovación, con una dotación de 53,8 millones de euros

La modernización, la eficiencia en el uso del agua y el uso de energías alternativas dispondrán de 55 millones de euros

Una importante partida de fondos propios, con más de 38 millones de euros, para el apoyo a los seguros agrarios, la producción y la sanidad ganadera

sector agrario
sector agrario

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural gestionará en 2023 un presupuesto total de 1.523 millones de euros, más de 924 millones de euros destinados a la Política Agraria Común, sin variación porcentual, y más de 598 millones destinados a las políticas que gestionan los distintos centros directivos, con un crecimiento de 14,16% respecto al último presupuesto aprobado.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Gerardo Dueñas, ha presentado hoy en las Cortes de Castilla y León los presupuestos de la Consejería que dirige para el año 2023, destacando su marcado carácter inversor, tanto en actuaciones colectivas como individuales en las explotaciones, con el objetivo de liderar la modernización y la vanguardia de las producciones en Castilla y León.

Tal y como ha explicado el consejero en sede parlamentaria, “los presupuestos presentados suponen un compromiso con la defensa de la competitividad del sector primario, agrícola y ganadero, y con el sector agroindustrial de Castilla y León. También una revitalización del mundo rural, la defensa del futuro de los jóvenes en el sector agrario y agroalimentario y de la familia como núcleo imprescindible para el desarrollo rural”.

Los presupuestos para 2023 contemplan medidas de apoyo a los seguros agrarios, la formación y asesoramiento, la incorporación de jóvenes al campo, la modernización de explotaciones, mejora de infraestructuras rurales y modernización de regadíos, la producción de calidad y la agroindustria con nuevos planes estratégicos, y todo ello con un compromiso destacado hacia el sector ganadero y agrícola.

Apoyo transversal al sector ganadero y agrícola

Se destinarán 246,1 millones de euros para apoyar directamente al sector ganadero y agrícola, con un incremento de 30,3 millones de euros, lo que supone un 14,1 % de crecimiento respecto al último presupuesto aprobado. Dentro de este apartado, el consejero ha manifestado su firme decisión de desarrollar una nueva estrategia de apoyo a la familia en el medio rural, cuyo eje principal será atraer a jóvenes y mujeres al sector agrario e incentivar su arraigo en el medio rural, promoviendo actividades complementarias y haciendo especial incidencia en el ámbito del emprendimiento familiar.

Los seguros agrarios, aspecto fundamental de los presupuestos, con un fuerte incremento de casi un 20 % hasta alcanzar los 12,6 millones de euros, contribuirán directamente a preservar las rentas de los ganaderos y agricultores ante situaciones desfavorables sobrevenidas.

El sector ganadero contará con un apoyo destacado en este momento de especial dificultad, para ello se consignan un total de 30,3 millones de euros, de los cuales 14,4 se destinarán a mantener y mejorar la sanidad animal, con un incremento de un 20 %.

Industrialización y mejora del funcionamiento de la cadena agroalimentaria

Como ha dicho Dueñas, “la industria agroalimentaria es un sector estratégico para Castilla y León, que transforma materias primas en los alimentos que llegan a las mesas de los consumidores y conscientes de la importancia estratégica que ello supone, especialmente en un contexto global como el actual, la Consejería destinará 44,8 millones de euros para estos fines”, lo que supone un 8,30 % de incremento respecto al último presupuesto aprobado. En este importe se incluye una partida de 1,9 millones de euros a proyectos de investigación para desarrollar nuevos productos, procesos e implementación de tecnologías.

Además, el consejero ha anunciado la puesta en marcha en 2023 del Plan de Agroindustria de Castilla y León, dotado con 2,7 millones extras de euros el primer año y que se incrementará progresivamente durante su vigencia.

La importancia del buen funcionamiento de la cadena agroalimentaria es fundamental, en palabras de Dueñas, “el equilibro de la cadena alimentaria que forman productores, transformadores y comercializadores es la mejor manera de apoyar las rentas de nuestros agricultores y ganaderos”. Además, en este sentido, es también indispensable avanzar en herramientas de análisis de costes de producción de productos agrarios, estudios de la cadena de valor y la puesta en marcha del Observatorio de la Cadena Alimentaria.

Optimización de la gestión del agua, recurso escaso

El consejero ha subrayado la importancia de preservar el agua sin que ello suponga prohibiciones de su uso a los productores, por ello es imprescindible invertir en actuaciones de modernización que permitan optimizar el uso del recurso hídrico a la vez que contribuyan a asegurar la producción agraria y la viabilidad de las explotaciones futuras. En este sentido, la consejería destina para los presupuestos del ejercicio 2023 un total de 92,9 millones de euros, un 13,3 % más que en 2021, para la modernización de regadíos, nuevos regadíos, energías alternativas e infraestructuras agrarias vinculadas a los procesos de concentración parcelaria.

PAC, gestión simplificada y reducción de burocracia

Las ayudas directas y complementarias a través de la PAC suman 1.000 millones de euros que garantizarán parcialmente las rentas de agricultores y ganaderos.

En cuanto a la Política Agraria Común y su aplicación a partir de 2023, Dueñas ha manifestado su preocupación por el enfoque y las ambiciones ambientales excesivas. Al mismo tiempo, ha remarcado el compromiso de efectuar una gestión simplificada, moderna y cercana con el objetivo principal de que los agricultores y ganaderos dispongan de las ayudas lo antes posible.

Producciones de calidad, prioridad estratégica

La calidad alimentaria y la diferenciación de las producciones son la seña de identidad de este territorio, lo que le aporta un gran valor, ya que Castilla y León cuenta con la mayor despensa de Europa en productos de calidad. Tierra de Sabor debe de seguir contribuyendo al desarrollo y crecimiento del sector agroalimentario; en este sentido, se destinarán 5,7 millones de euros, con un incremento del 10 % respecto a 2021.

Innovación y nuevas tecnologías

Para dar respuesta a un modelo profesional y con marcado carácter innovador, se destinarán 38 millones de euros que permitirán el uso de las técnicas más modernas como son la agricultura de precisión, digitalización y el uso de tecnologías 4.0.

Además, el presupuesto de 2023 destina 15,8 millones de euros, con un incremento del 7,21 % respecto al último presupuesto aprobado para investigación, desarrollo e innovación. Esto supondrá un nuevo impulso a la política de investigaciones del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (Itacyl) mediante la potenciación de la Red de Centros Tecnológicos y sus infraestructuras para lograr una mayor cercanía al agricultor, al ganadero y a la industria.

La Junta dispondrá de un presupuesto de 1.523 millones de euros con vocación inversora...
Comentarios