jueves 2/12/21

Zamora ha perdido 80 médicos de familia en 11 años y tiene 40 plazas sin cubrir

UGT y el Movimiento en Defensa de la Sanidad Pública aseguran que “no es el momento de negarse a nada, sino de buscar soluciones” porque no es viable tener cinco profesionales para todo Sayago ó seis para todo Aliste
Jerónimo Cantuche y Carlos Pedrero
Jerónimo Cantuche y Carlos Pedrero

“Tenemos el horizonte del concurso de traslado de médicos de familia en febrero va a suponer más pérdida de profesionales en Zamora y no sé si es que aquí nadie escucha o no se quiere saber nada”. Así lo asegura Jerónimo Cantuche portavoz del Movimiento en Defensa de la Sanidad Pública que culpa a la consejera de Sanidad, Verónica Casado, de no adaptar el sistema a la realidad poblacional que tenemos en la provincia y en el resto de la Comunidad Autónoma. 

Los números son asoladores: mientras en 2009 Zamora contaba con 308 médicos de familia, en la actualidad hay 228, lo que supone una pérdida de 80 médicos en apenas once años. A ello se suman 40 plazas no cubiertas.  

Todo ello con el horizonte del concurso de traslados de médicos de familia, que probablemente se incorporen en el mes de febrero, y que seguramente derivará en una nueva pérdida de profesionales para la provincia. "Si queremos llevar la mejora asistencial a muchos municipios, es el momento de buscar soluciones compartidas y consensuadas", algo que, advierte, "requiere valentía" por parte de los políticos. 

Para UGT la equidad no se cumple si reparamos, por ejemplo, en las personas más mayores que residen en los pueblos y que son los que más la sufren. Pero también a nivel provincial, donde muchas zonas básicas de salud esta accesibilidad a la Atención Primaria no está garantizada. 

La reorganización de la Atención Primaria propuesta afecta directamente a los municipios de menos de 50 habitantes cuya asistencia queda a demanda, algo intolerable habida cuenta del número de municipios en la provincia a los que se refiere. Advierte Cantuche que "la asistencia sanitaria no puede quedar a que llamen cuando hay una urgencia, sino que tiene que estar asegurada la presencia en todos los municipios al menos una vez a la semana".

Con este panorama, Cantuche asegura que lo único que se va a modificar sobre esa orden de 1991 es reducir el número de días de consultas y el número de horas. Además, advierte que la consulta a demanda no se cumple en el caso de los vecinos que tengan que desplazarse como es el caso de las pedanías como Monumenta que le van a derivar a la consulta de Luelmo, donde está el médico: "Entonces ese pueblo nunca más va a tener consultas programadas en su consultorio. Está de facto cerrado, por lo que no es verdad que el sanitario está a demanda".

Cantuche matiza que el médico o la enfermera acudirá únicamente cuando el paciente no pueda desplazarse, momento en el que sí se desplazarán al domicilio. Así, "la esencia de la atención primaria se pierde en todos estos puntos". 

Desde el Movimiento en Defensa de la Sanidad Pública aseguran que “no es el momento de negarse a nada, sino de buscar soluciones” porque no es viable tener cinco profesionales para todo Sayago ó seis para todo Aliste. 

Zamora ha perdido 80 médicos de familia en 11 años y tiene 40 plazas sin cubrir
Comentarios