miércoles 18/5/22

“The dignity road”, la música oriental llega al corazón de Zamora en favor de las mujeres kurdas

El Ayuntamiento de Zamora pone con esta ruta de la solidaridad el broche de oro a la campaña de visibilidad y de concienciación de la lucha contra la violencia hacia la mujer

Los actos se concretaran en una charla debate con el músico Gadi Mirzo en La Alhóndiga el 9 de diciembre y un concierto solidario y proyección de un documental en el Teatro Principal

La ruta de la dignidad llega a Zamora a través del músico Gadi Mirzo y su banda con el objetivo de ayudar a las mujeres y niños kurdos yazidies desplazados por las guerras a través de su musical original.

Los actos se concretaran en una charla debate con el músico Gadi Mirzo en La Alhóndiga el 9 de diciembre a las 20:30 y que se verá complementado con un concierto solidario en el Teatro Principal bajo el título “La ruta de la dignidad” y que se acompañará de la proyección de la película “Armonías para después de la guerra” del director Pablo Tosco y que cuenta con un respaldo internacional avalado por varios premios por explicar la realidad de los refugiados en esos territorios. Las entradas tendrán un coste de 10 euros.

Mirzo, experto en música oriental y natural de la zona del Kurdistán sirio lleva a cabo una importante labor a través de su fundación Mirzo Music a favor de los refugiados y, en concreto, de las mujeres y niños que han sufrido los efectos de las guerras y los desplazamientos por guerras, así como la esclavitud por parte de DAESH. La banda cuenta con un reconocimiento internacional sobre la investigación de las músicas de oriente y flamenco y cuyo último trabajo está centrado en la situación en el campo de refugiados de Domir donde conviven más de 100.000 personas, donde viven en una situación precaria. 

Mirzo, virtuoso del laúd y reconocido investigador por su labor de investigación musical, elabora esta ruta de la dignidad desde su propio experiencial de desplazado desde Siria en 1992. Una situación que asegura, poco ha cambiado: “En pleno siglo XXI vemos la esclavitud de mujeres y la destrucción moral de esas personas que viven en campos de refugiados en una situación inhumana”. La colaboración de Mirzo surge ante el convencimiento de que la música puede servir como suero y para ayudar a paliar estas situaciones. 

Un proyecto que ya se ha visto reflejada en la construcción de una escuela de música Khanasore, la donación de más de 400 instrumentos en plena guerra de Siria a dos de las ciudades destruidas por la guerra y que ahora continúa con una nueva experiencia en forma de coro en la que colaboran jóvenes yazidíes. 

Se calcula que más de 11.000 jóvenes han perdido la vida tratando de combatir el estado de terror del DAESH, defendiendo su forma de vivir, sus tradiciones y costumbres.

“The dignity road”, la música oriental llega al corazón de Zamora en favor de las...
Comentarios