sábado 21/5/22

Juventudes Socialistas citan a UGT y CCOO para abordar la precariedad laboral juvenil en Zamora

Los jóvenes socialistas y las organizaciones sindicales coinciden en los primeros buenos resultados de la reforma y ponen el foco en el elevado paro juvenil en nuestra provincia como objetivo prioritario
Emilio Ferrero, Secretario General de JSE-Zamora, Ángel del Carmen, Secretario General de UGT Zamora, y Antonio Salvador, Secretario de Acción Sindical de CCOO Zamora
Emilio Ferrero, Secretario General de JSE-Zamora, Ángel del Carmen, Secretario General de UGT Zamora, y Antonio Salvador, Secretario de Acción Sindical de CCOO Zamora

La organización juvenil socialista convoca a los sindicatos mayoritarios en nuestra provincia para debatir acerca de las condiciones laborales para la juventud zamorana, así como para abordar los principales cambios introducidos con la nueva reforma laboral. En el encuentro, que tuvo lugar en la sede de UGT-FeSP, participaron Emilio Ferrero, Secretario General de JSE-Zamora, Ángel del Carmen, Secretario General de UGTZamora, y Antonio Salvador, Secretario de Acción Sindical de CCOOZamora.

De una parte, Del Carmen, señaló que el tejido empresarial de la provincia es muy reducido, no sólo por el número de empresas, sino por el número de trabajadores de las mismas, ya que sólo 30 empresas cuentan con más de 50-100 trabajadores, lo cual dificulta la contratación de los jóvenes.

Además, recalcó que Zamora cuenta con los salarios más bajos de toda España, que oscilan entre los 17000 y los 18000 euros anuales; si bien advirtió que si se excluyese a los trabajadores públicos, que rondan el 11% del total, la cifra no llegaría a los 14000 euros anuales, lo que unió al escaso cumplimiento de los convenios colectivos por parte de algunas empresas.

A propósito de la reforma laboral, explicó que a pesar de su reciente puesta en marcha, los cambios empiezan a notarse con los datos disponibles, por lo que la considera “un instrumento fundamental para combatir la precariedad laboral en nuestra provincia, muy especialmente entre aquellas personas con baja cualificación y que aceptan trabajos con malas condiciones laborales y unos salarios insuficientes, en muchos casos jóvenes”.

Salvador, destacó la preocupante cifra de paro juvenil en nuestra provincia, que sobrepasa el 20,10%, mucho más elevada que en los siguientes rangos de edad y en la que las mujeres son las grandes perjudicadas. Sin embargo, pide que la sociedad se conciencie de que “no valen todos los trabajos, sino que debemos exigir unos sueldos, horarios y condiciones dignas y conformes con la ley”. 

Es por ello, que el otro gran problema de la juventud en materia laboral es la precariedad, a causa del abuso de los contratos temporales y los trabajos parciales, potenciados por la reforma laboral del señor Rajoy y la señora Báñez, que nos conducía, a su juicio, al “modelo americano, que aboga por tener varios trabajos, y todos ellos temporales”, que califica de “fracaso absoluto del neoliberalismo”.

Así mismo, ponen en valor la desaparición de los contratos de obra y servicio, así como la limitación de los contratos por circunstancias de la producción y de contratos en prácticas y de formación en la nueva reforma laboral pactada por el Gobierno de España con los agentes sociales, tanto por la forma, negociada y consensuada, como por el contenido, garantista y justo. Una reforma laboral que, afirman, no está acabada puesto que quedan muchas cuestiones por desarrollar, firmar y acordar pero que supone “una buena noticia para la juventud trabajadora”.

Por su parte, Ferrero ha reclamado de los poderes públicos en nuestra provincia un compromiso por el cumplimiento de la reforma laboral y el combate contra la precariedad, al tiempo que apelaba al inconformismo de la juventud zamorana para luchar por sus derechos y organizarse para defenderlos. “No podemos olvidar la conciencia de clase, porque los que, está claro, no la van a perder son los poderosos, los de arriba”, recalcó.

Además, recordó que los derechos que hoy tenemos “no fueron concesión de un rey o del cacique del pueblo, que quiso dar la jornada de ocho horas, vacaciones pagadas o bajas de paternidad y maternidad, sino que fueron fruto de huelgas, como la de “La Canadiense”, movilizaciones en cada fábrica como la de Reglero, organización sindical en cada puesto de trabajo, como en Siro y Correos y concentraciones como las del 1º de mayo”.

Finalmente, reafirmó el compromiso de las Juventudes Socialistas con las organizaciones sindicales de la provincia, afirmando que “estaremos allí donde se nos necesite para defender las oportunidades y derechos laborales frente a cualquier otro intento de hacernos retroceder y robarnos un futuro en nuestra tierra”.

Juventudes Socialistas citan a UGT y CCOO para abordar la precariedad laboral juvenil...
Comentarios