lunes. 28.11.2022

IU pide a la Diputación iniciar una colaboración con Unicaja para que preste servicio en el medio rural

La formación también reclama que el grupo bancario retire el ERE que afectará a 35 trabajadores en Zamora con el cierre de 12 oficinas y despachos
Empleados de Unicaja se concentran frente a la sucursal de Santa Clara. Foto de Archivo
Empleados de Unicaja se concentran frente a la sucursal de Santa Clara

Desde el Grupo de diputados y diputadas de IU consideramos un problema de importante calado la reducción de puestos de trabajo que traen consigo el desmantelamiento de servicios, tanto públicos como privados, como es el caso del servicio bancario, en una espiral que se retroalimenta para aumentar la despoblación de la provincia de Zamora: menos empleo, menos servicios, menos gente.

Sabemos que la situación de los servicios bancarios ha cambiado desde aquellos años en que las Cajas de Ahorros eran en parte una banca pública en la que las instituciones como la Diputación tenían representación en los órganos de dirección  (de triste recuerdo por los casos de corrupción política en estas entidades), y que ahora son empresas privadas, lo cual no permite la intervención de las instituciones.

Pero también somos conscientes de que su carácter estratégico ha sido invocado con efectividad cada vez que una crisis bancaria ha requerido dinero público de todos para reflotar el sector bancario.

Tampoco hemos olvidado que Unicaja procede de aquella Caja Zamora que pasó a ser Caja España, y de la Caja Salamanca y Soria que pasó a ser Caja Duero, que posteriormente se fusionaron con el nombre actual y se aliaron o fusionaron con otras entidades bancarias.

Pero su origen en la banca pública que se nutrió de los ahorros de los zamoranos entre otros –y que sigue haciéndolo en este momento- nos permite al menos invocar a su deber moral con esta provincia y nuestras gentes.

Si a ello se une el desmantelamiento en la zona rural de los servicios bancarios durante los últimos años, que obliga a desplazarse desde su pueblo varios kilómetros a las personas que cobran su pensión o que tienen que realizar cualquier trámite, esa responsabilidad moral aumenta.

También afecta a esta provincia la reducción de empleo propuesta por el ERE de Unicaja, que va a suponer 35 despidos en Zamora y 1.513 en la Comunidad de Castilla y León, en provincias afectadas por la despoblación.

 En estos días, los trabajadores de Unicaja están llevando a cabo movilizaciones y huelgas para evitar los despidos del ERE propuesto por la empresa, alegando además de la pérdida de sus empleos, la pérdida del servicio para toda la sociedad.

Ambos objetivos, más empleo pero sobre todo más servicios, deben ser compartidos por esta institución tienen conciencia del problema para la zona rural del cierre de las sucursales bancarias, y que ya en el mes de febrero aprobó que se instalaran cajeros automáticos en los bibliobuses para atender a la población, para lo cual tendrían que ponerse de acuerdo con las entidades bancarias en un proceso de diálogo.

Posteriormente, en medios de comunicación, se propuso por parte del equipo de gobierno que pudieran instalarse esos cajeros automáticos en los ayuntamientos de los pueblos.

No sabemos el alcance a día de hoy de estas iniciativas, pero consideramos que requieren un diálogo y colaboración entre Diputación y Banca, de la misma manera que pensamos que se requiere trabajadores que lleven a cabo estas tareas.

Se trataría, por lo tanto, de incluir en el diálogo con Unicaja de manera específica estas reivindicaciones, para orientarlas en la mejora del servicio en Zamora especialmente en las zonas rurales.

En esta situación, proponemos que se tenga en cuenta las reivindicaciones de los trabajadores en el caso concreto de Unicaja para evitar despidos e intentar poner en marcha los proyectos de prestación del servicio bancario a la zona rural, que afectarían también a otros bancos.

Por todo ello presentamos al Pleno la siguiente:

MOCIÓN DE URGENCIA:

1. La Diputación propone a Unicaja el inicio de un diálogo y colaboración orientados a la mejora y aumento de la prestación del servicio bancario en la zona rural de Zamora, así como el mantenimiento o aumento de los puestos de trabajo necesarios para llevarla a cabo, cuyas condiciones de trabajo deben ser negociadas para mantener los derechos laborales.

2. La Diputación insta en consecuencia a Unicaja a la retirada del ERE que reduce los puestos de trabajo, y apoya las reivindicaciones de los trabajadores de Unicaja referidas tanto el mantenimiento del empleo en el sector como la mejora de la atención a la población, por ser medios para luchar contra la despoblación de Zamora.  

IU pide a la Diputación iniciar una colaboración con Unicaja para que preste servicio...
Comentarios