jueves 21/10/21

El diputado de Cultura cree que el Gobierno "se ha precipitado" al prohibir la caza del lobo

Aunque Jesús María Prada reconoce que el cánido es un "recurso turístico en la provincia" estima que es más importante proteger al ganadero, que es el que "asienta población"
lobo

El diputado de Cultura afea al Gobierno de España "la falta de diálogo con las comunidades autónomas y los sindicatos agrarios", al tiempo que pone en duda la precipitación en decretar la prohibición de cazar al lobo cuando el cánido no está en peligro de extinción. 

Prada se define como "defensor del lobo y de todos los animales", pero subraya que hay que "proteger a los ganaderos" que son los que sufren las consecuencias de una sobrepoblación de este depredador en la provincia. 

"El ganadero no quiere compensaciones, quiere que el lobo no mate sus ovejas", señaló Prada durante la presentación de la feria Naturcyl en las Aceñas de Olivares.

Hizo una defensa a ultranza de los ganaderos que son "los que asientan población" porque "las ovejas normalmente están en los pueblos, no en Valorio", y añadió que el Gobierno de España ha dejado al sector "solo, sin ayudas ni soluciones" que palíen las consecuencias que puede traer el decreto gubernamental.

Por su parte, el concejal de Turismo, Cristhop Strieder, se mostró a favor de la protección del lobo. pero "siempre y cuando se compense de manera real y rápida a los ganaderos".

Comentarios