jueves. 09.02.2023

El Comité de Empresa y la Junta de Personal de la Delegación Territorial de la JCYL en Zamora quieren mostrar su pesar y trasladar las condolencias de todos los empleados públicos

"Un trabajador de la Junta de Castilla y León fallecido mientras trabajaba en la extinción de un incendio."

3Fuegolosacio
3Fuegolosacio

El Comité de Empresa y la Junta de Personal de la Delegación Territorial de la JCYL en Zamora quieren mostrar su pesar y trasladar las condolencias de todos los empleados públicos a los que representamos, compañeros suyos, a la familia del trabajador fallecido ayer durante las labores de extinción de un incendio forestal en la comarca de Tábara. Hacer extensivo también este pésame a los familiares de la otra persona fallecida y desear la pronta recuperación del resto de heridos que se han producido.

Es triste recordar, pero viene a cuento que el sábado 16 de julio se cumplieron 17 años de un incendio forestal en el que murieron 11 trabajadores. Una vez más la peligrosidad de los incendios forestales es noticia, y volver a denunciar que la situación precaria de los trabajadores del operativo y la carencia de medios han tenido unas trágicas consecuencias, es obligatorio para los representantes de los trabajadores.

El pasado 28 de junio la Junta de Personal de esta Delegación Territorial publicaba una nota de prensa donde denunciaba la carencia de medios y la situación de los trabajadores del operativo de extinción de incendios forestales en Zamora.

Después de lo que ha pasado el último mes, a los responsables de la Junta de Castilla y León no les hemos oído un mea culpa, ni un reconocimiento de errores, de falta de medios, ni tan siquiera esperamos que nadie vaya a pedir perdón o decir que se podría hacer de otra forma; a estas alturas los días de luto no sirven para nada, es un quedar bien de cara a la galería profundamente decepcionante para los trabajadores de esta Delegación Territorial.

A los empleados públicos de la Junta que trabajamos en Zamora ya no nos sirve, ni la dimisión del Consejero de Medio Ambiente, ni la del Director General de Patrimonio Natural y Política Forestal, ni la de la Delegada Territorial, ni la del Jefe de Servicio de Medio Ambiente de Zamora, tenemos clara su incapacidad y ellos mismos, si tuviesen un mínimo de dignidad deberían marcharse a su casa o a su puesto de trabajo donde su incompetencia no tenga estos efectos devastadores.

Los trabajadores públicos exigimos un cambio absoluto en el modelo de afrontar los incendios forestales que lleve implícita la existencia de un Operativo Público de prevención y extinción de incendios forestales, dotado de los medios y recursos adecuados.

El Comité de Empresa y la Junta de Personal de la Delegación Territorial de la JCYL en...
Comentarios